En la comparecencia de prensa previa al partido de este sábado ante el CP Villarrobledo, el entrenador Gimnástico Manu Delgado analizó al rival, y pidió el apoyo de los cerca de 3.000 espectadores que se esperan para el partido. «Necesitamos un público animoso, encima de los jugadores y que participe del juego en los noventa minutos. Atravesaremos momentos malos porque el Villarrobledo es un gran equipo, y seguro que habrá momentos muy buenos y necesitaremos que nos apoyen en todas las situaciones del partido», manifestó. La Segoviana busca remontar el 2-1 de la ida.

“Muchas ganas”

González aseguró que el equipo afronta el partido del sábado «con muchas ganas». «Nada más terminar el partido de ida los jugadores ya querían que llegara el sábado, porque a pesar de la derrota las sensaciones no fueron malas. Tuvimos dos postes, dos posibles penaltis no pitados y acabamos en su área», analizó. Con respecto al choque, el preparador madrileño asegura que sus jugadores «saben lo que tienen que hacer, conocen sus fortalezas y saben que el rival que hay enfrente es peligroso y que nos puede hacer daño en las transiciones después de robo de balón», explica. Ante la pregunta sobre el resultado de la ida, el entrenador gimnástico aseguró que «es peligroso para ambos equipos». «El Villarrobledo es un equipo que se maneja muy bien en situaciones como las que le plantea el partido de inicio, pero aquí en Segovia hemos vivido ese tipo de situaciones y sabemos contrarrestarlas», aseguró.

Manu González ha utilizado varios sistemas durante la temporada, y no da pistas sobre el que puede utilizar el sábado. «Al final lo de los sistemas es lo de menos, los jugadores dentro del campo toman sus decisiones y, por ejemplo, los errores que nos cuestan los goles en Villarrobledo no dependen de uno u otro sistema, sino de resolver situaciones en el área», expone. «Jugaremos con el once que yo considere, y espero que con su buen hacer y el apoyo del público superemos la eliminatoria», concluyó.

Dani Arribas

Dani Arribas afronta la eliminatoria con el Villarrobledo «con tranquilidad». «Cuando te has visto en una situación semejante tantas veces te exiges más tú e intentas meter a los más jóvenes en el partido, lo que tampoco hace mucha falta porque ellos solos ya saben lo que nos estamos jugando», explica.

Arribas considera al Villarrobledo un equipo «peligroso». «Espero un partido como el de allí, pero al revés. Nosotros apretando desde el inicio, empujando desde el principio. La iniciativa tiene que ser nuestra», asegura. El delantero de La Losa considera que el aspecto físico puede ser «determinante». «Hemos resuelto partidos al final porque solemos terminar bien los partidos, y a ellos se les puede hacer largo el partido», asegura el segoviano, pero matiza: «Si el partido no sale como queremos y tenemos que hacer un esfuerzo extra seguramente lo pagaremos».

El resultado no da pie a especulaciones para Dani Arribas. «Nada de contemporizar ni pensar en ver cómo avanza el partido. Hay que ir a ganar desde el primer minuto, luego el partido nos marcará el juego de una u otra forma, pero de inicio hay que ir a ganar», concluye.

Las bajas 

Dani Calleja es baja segura, con una microrrotura de fibras que le mantendrá en reposo diez días. Álex Conde y Asier apuran sus plazos de recuperación y dependerá de su evolución en los dos últimos entrenamientos de la semana para saber si pueden ir en la convocatoria o no.

Gradas supletorias

Este jueves comenzará la instalación de las gradas supletorias que permitirán aumentar el aforo de La Albuera en 700 espectadores. La venta de entradas anticipadas avanza a buen ritmo y se esperan cerca de 3.000 espectadores el sábado. De Villarrobledo ya hay confirmados dos autobuses de aficionados con lo que la presencia de aficionados de Castilla la Mancha podría rondar los dos centenares.