Ramsés Gil ya ejerce como entrenador de la Gimnástica Segoviana, tras la salida de Manu González, tras la dura derrota en Pontevedra (3-0).

Las primeras palabras públicas de Ramsés como entrenador de la Gimnástica fueron de agradecimiento al trabajo de Manu González: «Creo que ha hecho un trabajo excepcional y está en la historia del club por méritos propios», dijo.

Ramsés asume el reto del banquillo gimnástico «convencido de poder aportar y ayudar a revertir la dinámica del equipo», expuso. «Cada uno tenemos que intentar hacer el máximo para sacar el máximo rendimiento de cada futbolista», añadió. «Debemos trabajar con la máxima confianza, sabiendo que hay que apretar los dientes y que no hay otro remedio que mantener al equipo en la Segunda RFEF», apostilló. Ramsés Gil quiso romper una lanza en favor de la plantilla: «Cuando hay mimbres todo es más sencillo», dijo.

No quiso Ramsés «proponer dogmas en una presentación, porque no tiene mucho sentido». «Vamos a ver como transcurre la semana, cómo están los jugadores, quien parte de inicio el domingo y a partir de ahí utilizaremos el sistema o el modelo que más nos convenga o que creamos más conveniente», explicó. Con respecto a lo que le falta al equipo pare estar más arriba de la tabla, Ramsés no pudo ser más escueto: «la dinámica», dijo. «No quiero entrar en matices y comparaciones porque no quiero decir nada en público que pudiera de alguna forma infravalorar el trabajo que ha hecho Manu porque sería injustísimo con él», explicó. «Es algo muy extraño porque la plantilla trabaja bien, los jugadores trabajan bien y que lo han dejado todo, pero las cosas no salen», añadió. «Nuestra misión ahora mismo es darle la vuelta a la flecha, así mismo se lo he dicho a los jugadores», incidió Ramsés Gil, que cifró la permanencia en 42 puntos (ahora los segovianos cuentan con 27) «por lo que hay que ganar cinco partidos y da igual que sean los cinco primeros que los cinco últimos», dijo.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

La Gimnástica afronta la primera de sus nueve finales antes de que concluya la temporada regular de la Segunda RFEF. Con las bajas confirmadas de Gómez, Szymanowski y Adrián, con dolencias que evolucionan favorablemente en todos los casos, La Sego recibe a la SD Compostela, quinto clasificado, este domingo a las 17.00h. El Compos, un histórico que pelea por estar en la zona más alta de la tabla y que ha visto como una serie de resultados negativos en las últimas jornadas le ha hecho perder algo de fuelle en su objetivo.