La Junta Directiva de la RFEF ha aprobado, después que fuera aprobado por el Comité de Fútbol Femenino y por la Comisión de Presidentes de Federaciones Autonómicas, la creación de un nuevo modelo de competición que pretende relanzar el fútbol femenino, con el objetivo de impulsar las selecciones españolas, lograr que en 6 años este deporte sea el más practicado por las niñas menores de 14 años y profesionalizarlo al máximo. Esta decisión se engloba en un Plan Estratégico de fútbol femenino.

El modelo

El nuevo modelo propuesto por la RFEF es el resultado del estudio profundo de los modelos australiano, de Inglaterra y del alemán que tan buenos resultados han obtenido, adoptando lo mejor de cada uno de ellos.

La Federación busca lograr el máximo nivel competitivo, garantizando el equilibrio económico de los clubes a través de un nuevo modelo, en el que los clubes y sindicato de las jugadoras colaboren. El nuevo modelo de competición, oficial de ámbito estatal, tendrá dos divisiones, la División de Élite y la División de Promesas, y será de adscripción voluntaria.

Divisiones

La División Élite tendrá un mínimo de 8 y un máximo 16 equipos, mientras que en la Promesas, habrá de 8 a 20 equipos, ampliable hasta 32 equipos si hubiera interés de los clubes. La División Élite será con formato anual de liga y la de Promesas con formato de dos fases. Una primera fase con dos grupos territoriales y una segunda de ascensos y descensos con modelo de eliminatorias o liguilla de proximidad.

Para dar fuerza a las selecciones españolas se fija que un número mínimo de jugadoras tienen que venir de la base de cada club y, al mismo tiempo, se apoyará económicamente más a aquellos clubes que inviertan en fomentar el fútbol base femenino. Un número mínimo de jugadoras deberá tener contrato de trabajo en cada una de las divisiones.

Estructura

El modelo de inscripción será el de licencia RFEF de obtención voluntaria donde, entre otros aspectos, se fijará un salario mínimo para las jugadoras y un mínimo de infraestructura y modelo competitivo. La RFEF garantiza que el nuevo modelo aportará ayudas a la maternidad de las jugadoras, al Fondo de Garantía Salarial y apoyo económico a los clubes. Existe un compromiso previo de la RFEF de aportar un mínimo de 2,5 millones de euros para los clubes.

Además, la Federación pagará directamente a las jugadoras profesionales los derechos de imagen vinculados directamente con la Federación. Este nuevo modelo se pondrá en marcha la temporada 2019/2020, siendo una competición oficial nacional de proyección internacional.

Invitación

La RFEF, a través de su Presidente, ha hecho un llamamiento a todos los clubes, a las jugadoras, a la representación sindical y a los miembros del Comité de Fútbol Femenino a seguir trabajando en las próximas semanas en la mejora y perfeccionamiento del modelo para situarnos en la élite mundial. La RFEF ofrece la posibilidad de que en la gestión material del nuevo modelo puedan participar tanto entidades asociativas de los clubes, como de las jugadoras, como de las federaciones territoriales, como entes deportivos o no deportivos legalmente reconocidos para estos fines, siempre que sea como resultado de un proceso abierto y transparente, y cuando estas se unan a la Federación con el compromiso firme e indiscutible de respetar la normativa vigente y de aunar esfuerzos.