El Presidente de la Territorial en el palco de "El Plantío"

La Federación Española ha advocado las competencias de organización del Grupo VIII de Tercera División a la Federación Regional presidida por Marcelino Maté. Un movimiento único en el fútbol español, con el que la Federación nacional pretende esquivar los diferentes requerimientos que el Juzgado ha realizado a la Territorial, en relación a la incorporación del Real Burgos en el citado grupo de la Tercera División.

A través de un comunicado, que puede leerse íntegramente aquí, se analiza los distintos comunicados del juzgado y sigue argumentando que es la RFEF la organizadora de esa competición, al ser de ámbito nacional. Por ese motivo, explican, consideran que la entidad que preside Marcelino Maté no está en condiciones de seguir prestando esa competencia que tenía delegada.

Todos los requerimientos judiciales, desde la media cautelar dictada el pasado mes de agosto hasta la fecha, han ido dirigidos a la FCYLF y al propio presidente de ésta. Conseguirían, de esta forma, dilatar aún más el proceso en una competición que celebrará este fin de semana la jornada número 19, concluyendo así la primera vuelta.

La situación se había vuelto complicada tras el último requerimiento a Marcelino Maté, en el que se le daban 7 días (desde el pasado 5 de diciembre) para acatar la medida cautelar.

La RFEF ha dado traslado de esta información a todos los equipos, árbitros y cualquier ente implicado a fin de que, a partir de ahora, cambien su interlocutor de Valladolid a Madrid.