PAEZ-CODON-CARNICER

El Campeonato del Mundo de veteranos de esgrima coloca al combinado español en una décima plaza, que no deja buen sabor de boca. El equipo no estuvo en conjunto acertado en sus decisiones en afrontar sus asaltos, además el nivel en del resto de escuadras si que era un tanto más superior, lo que complicaba mucho haberles superado.

Pero para José María G. Páez, Pedro Carnicer y Roberto Codón la experiencia es positiva, lógicamente ya que están en el campeonato el no perder la oportunidad de competir en escuadras es un aliciente más, aunque el resultado no fuera el deseado y ello ayudara en el futuro a formar un equipo competitivo con opciones. La clave de un equipo la marca el de mayor edad y si este va bien las opciones de victoria son más claras.

El equipo español tiene esta debilidad, la de no haber muchos tiradores que continúen a dicha edad, lo contrario de las grandes potencias. En este mundial el equipo español sufría derrotas contra Rusia, USA y Japón que le relegaron a la décima posición. Los veteranos españoles necesitan seguir creciendo para potenciar sus categorías en los mundiales, para poder optar a posiciones de estar entre los mejores.

El mundial de equipos se disputa a treinta puntos en vez de cuarenta y cinco como el resto de categorías, lo componen un tirador de cada categoría: de cincuenta, sesenta y setenta años y tienen que disputar dos asaltos con un adversario de la misma edad.