Imagen de la eliminación del Real Madrid. Foto: @realmadrid

El Real Madrid visitará Castilla y León este domingo para medirse al Real Valladolid. Y no es que los pucelanos estén muy bien en liga pero los blancos llegan prácticamente vacíos de objetivos y ausentes de ánimos.

Favorece o perjudica

Esto, ¿es bueno o malo? Porque el Real Madrid se ha quedado, a tres meses del final de la competición, sin ambiciones. Ha dicho adiós a la Champions en la final para el olvido de ayer, a La Liga y a la Copa en una semana. Quizás un Madrid en horas más que bajas sea lo que necesita el José Zorrilla para despertar.

Pero tal vez por eso, por que el Real Madrid viene de vivir su peor semana, puede dar aún más miedo. No se puede permitir el todavía equipo de Solari un tropiezo más, de cara a la afición y al orgullo madridista. Y aunque no se quiera ni pensar en ello en el banquillo blanco, aún no se han garantizado un puesto en la próxima Champions. Es la única meta que le queda al Real Madrid que no debería dejar para el último momento.

Así que ahí está el dilema para el aficionado castellano y leonés. Los seguidores del pucela tienen la oportunidad de ver al Valladolid comiéndose al Real Madrid. Hace algo más de 10 años que esto no ocurre. Fue en la temporada 2008/2009 cuando el cuadro local venció en el José Zorrilla al Real Madrid por la mínima. Y los seguidores madridistas de asistir al despertar de un mal sueño de su equipo.

¿Quién sacará más partido al resultado de este martes?