La Cultural Leonesa ha vencido por 3 goles a 0 a la Real Sociedad B, en el choque correspondiente a la undécima jornada del Grupo II de la Segunda División B.
Empezaba el encuentro con el clásico tanteo inicial, donde los de casa querían llevar la voz cantante. Era la Cultu quien marcaba el ritmo del primer cuarto de hora del encuentro, que ponían también las ocasiones.
La Real reaccionaba y logró dar la vuelta a la situación, quedándose con el control del juego y obligando a los castellano y leoneses a mantenerse firmes abajo. Desde ahí la Cultu fue construyendo su juego hasta lograr el premio. Iván González asestaba un cabezazo perfecto, imposible para el meta visitante. Era el 1-0 y quedaban 5 minutos para el descanso.
Con el arranque de la segunda mitad llegó también el segundo gol del partido. Dioni se hace con un balón rechazado y, sin piedad, anota en segundo nada más empezar la segunda parte.
Las ocasiones iban y venían a uno y otro lado sin que gol quisiera aparecer.
En el minuto 35 venía la jugada del penalti. Se marchaba solo Menudo ante el defensa local, que logró frenarle y ambos acabaron en el suelo. Fue ahí donde el línea percibió mano y el colegiado señaló la pena máxima.
Juan Carlos Menudo anotaba desde los 11 metros sentenciando el partido.
Los compases finales fueron ya mero trámite con dos equipos que parecían haber aceptado su destino para la presente jornada.
Vuelve a ganar la Cultu en el Reino de León, donde no sabe lo que es perder en lo que va de temporada y tan solo ha cedido dos puntos en una única ocasión.
Hasta X amarillas mostró el colegiado del encuentro. La vieron Aitor, Alfonso, Ekaitz Jiménez,
Así movieron los banquillos ambas escuadras. La Cultural sacó a Pichín por Gudiño y a Alfonso en favor de Eric Montes.
Por su parte, la Real Sociedad B metió al terreno de juego a Garrido por Djouahra, a Aldasoro por Thior y El Haddadi por Roberto López.
Al término de este encuentro, los leoneses se colocan segundos con 24 puntos, en lo que se puede calificar de gesta heróica manteniéndose arriba, en tierra de filiales.