Este martes ha comenzado la pretemporada para la Cultural Deportiva Cebrereña, y tras haber tenido que aplazar en un mes la fecha de inicio que tenía prevista.

Un arranque llevado a cabo en El Mancho con la recepción de los jugadores que han debido cumplir las normas sanitarias del Covid-19 como la toma de temperatura o el acomodo en la grada con distancia de seguridad entre ellos al no poder utilizar los vestuarios.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Encuadrado en el subgrupo B del Grupo VIII, el equipo verdiblanco dispondrá de cinco semanas para preparar la primera jornada del campeonato, que tendrá lugar a partir del fin de semana del 17 y 18 de octubre. El presidente de la Cebrereña, Ángel Sastre, ve bien el nuevo sistema de competición, “más difícil que otros años”, con el objetivo de mantener al equipo en la categoría.

La plantilla conserva el mismo bloque de la temporada pasada con incorporación de jugadores jóvenes que deberán adaptarse a la dinámica de sus compañeros de vestuario, quienes llevan varios años juntos. En total son 25 los efectivos que han arrancado los entrenamientos -ausente alguno más que no pudo acudir-, varios de ellos a prueba, que tendrán que ganarse un sitio en el vestuario los dos o tres futbolistas que se ficharán.