Foto: BCL

En la reunión del Central Board de la BCL que tuvo lugar a través de videoconferencia, la Basketball Champions League tomó la decisión de posponer para fines de septiembre y principios de octubre de 2020 todos los partidos restantes, originalmente programados de marzo a mayo de 2020, para proteger la salud y seguridad de jugadores, entrenadores, oficiales y aficionados.

El Junta Central de la BCL discutió extensamente la situación actual relacionada con la pandemia de COVID-19 y su impacto en la competición, y confirmó las siguientes condiciones como requisitos previos para que la temporada de BCL se reanude en caso de que FIBA levante la suspensión de todas sus competiciones, decisión que se tomó el 12 de marzo y confirmada en la Junta Central de la FIBA del 26 al 27 de marzo de 2020.

Entre las ideas propuestas se incluye el salvaguardar una competición justa: los jugadores deberán tener un periodo de entrenamiento adecuado antes de reincorporarse a la competición. La FIBA también incluye entre sus prioridades organizar adecuadamente los partidos.

Final de la BCL

El evento central de la BCL, la final, “será delante de los aficionados”, señala la organización.
Teniendo en cuenta que las condiciones anteriores no se pueden cumplir, razonablemente, en el momento actual, para que concluya la temporada de BCL. La Junta Central de la BCL tomó la decisión unánime de reanudar y concluir la temporada 2019-20 con la celebración de una Final a ocho a un sólo partido que se celebrará del 30 de septiembre al 4 de octubre de 2020. En esa importante cita estará el San Pablo Burgos, que además busca organizar en la ciudad del Cid el evento.

Partidos pendientes de octavos de final

Los dos partidos (JDA Dijonvs- Nizhny Novgorod e Iberostar Tenerife – Filou Oostende), aún pendientes para la conclusión de los octavos de final, se jugarán antes de la celebración de la Final a ocho en una fecha por confirmar.