La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia mantuvo este lunes una reunión por videoconferencia, presidida por el delegado territorial, José Mazarías, y, entre otros asuntos, ha estudiado el proyecto de ampliación de la capacidad de la celda 2 del Depósito Controlado de Rechazos de Martín Miguel, que promueve el Consorcio Provincial de Medio Ambiente de Segovia. La Comisión ha examinado el Estudio de Impacto Ambiental presentado y ha emitido informe favorable a la ejecución del proyecto en lo que se refiere a sus efectos ambientales, siempre que cumpla las condiciones establecidas en la Declaración de Impacto Ambiental.

El Depósito Controlado de Rechazos (DCR) de Martín Miguel es la instalación pública diseñada para acoger como destino último todos los residuos generados en la provincia de Segovia que previamente no hayan podido recuperarse en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de Los Huertos. El DCR lleva en funcionamiento desde 2003.

El depósito cuenta con dos celdas. En una primera fase, se utilizó la celda 1, que acabó de recibir residuos en octubre de 2013 y ya se encuentra sellada y restaurada tras cubrir las necesidades de depósito durante los 10 años de vida previstos en el proyecto inicial. En la actualidad se encuentra en explotación la segunda fase, con la celda 2 en uso, que es de menor tamaño que la anterior. Está ya próxima al final de su vida útil y el proyecto estudiado hoy por la Comisión pretende ampliar esta celda de una forma similar a como ya se hizo con el vaso 1, recreciendo la cota natural del terreno en tres mesetas sucesivamente de menor superficie, de tres metros de altura cada una y retranqueadas tres metros entre sí, para posteriormente unir los dos vasos rellenando el espacio entre ellos. Con esta intervención el volumen de capacidad de la celda 2 se amplía en 92.567,92 metros cúbicos.

El proyecto también incluye las actuaciones a llevar a cabo en la fase de clausura de la instalación. Una vez que los residuos alcancen las cotas previstas, se procederá al sellado total del vaso, como se hizo con la celda 1, y se llevará a cabo la restauración paisajística del ámbito de actuación con su entorno. Según se avance en el sellado se procederá a la plantación de especies arbustivas de leguminosas y labiadas autóctonas. Se instalará un sistema de desgasificación similar al del vaso 1.

Autorizaciones de uso de suelo rústico

Entre los expedientes estudiados por la Comisión de Medio Ambiente y Urbanismo para autorización excepcional de uso de suelo rústico, en la reunión de hoy, se ha autorizado el uso de suelo para una pista de pádel promovida por el Ayuntamiento de Fuentepiñel en su término municipal.

Esta nueva instalación deportiva se proyecta en una parcela de titularidad municipal que se encuentra situada en la calle Prado del Arroyal s/n. La parcela tiene una superficie de 171.001 m² y cuenta ya con un frontón que ocupa 3.015 m² y, por tanto, no impide la realización de la pista.

El área de juego es un rectángulo de medidas interiores 10 x 20 metros. Las dimensiones exteriores son 11 x 21 metros. La altura máxima de las paredes será de 4 metros y los accesos a la pista estarán situados en los dos laterales.

También se ha autorizado el uso de suelo rústico para el Área de Aportación de Residuos que promueve el Ayuntamiento de Ayllón. En una parcela del paraje La Dehesa del término municipal se proyecta la ejecución de una instalación de recogida de residuos municipales: residuos de construcción y demolición de obra menor, restos de podas de parques y jardines, residuos voluminosos, enseres, colchones, etc., para su posterior transporte a la correspondiente planta de tratamiento.

El proyecto contará con una superficie delimitada que asciende a 1.461,27 m², extensión suficiente para la colocación de seis contenedores de 30 m³ con el correspondiente espacio para que los camiones que los transporten puedan realizar maniobras y operaciones de carga y descarga. El área de aportación estará vallada mediante una malla metálica de 2 metros de altura y contará con dos accesos controlados, uno para los usuarios con puerta corredera de 5 metros y otro que permita el acceso de vehículos a la zona de recogida de contenedores con puerta de 6 metros de doble hoja. Toda su superficie estará pavimentada con solera de hormigón, facilitando la disposición y manejo de los contenedores y como sistema de protección del suelo natural. La gestión del área de aportación de residuos será de responsabilidad municipal.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter