Foto: CB AVenida

Cuando en la mañana del pasado jueves se anunciaba una “novedad” en Avenida, pocos (por no decir casi ninguno) esperaban un fichaje. Sin embargo, al otro lado del charco, una joven jugadora sí que esperaba que, al fin, se hiciera público su fichaje. Karlie Samuelson se convertía en ese momento en nueva jugadora del equipo charro, recibiendo con la misma simpatía que muestra a través de las cámaras sobre una cancha el aluvión de felicitaciones desde España, EEUU y desde su país de “acogida”, Gran Bretaña. Y es que será difícil no verla sonreir en esta temporada en Salamanca, aunque, advierte, hay excepciones…

– En cada fichaje solemos decir aquello de “fue una decisión rápida” pero en este caso se lleva la palma de rapidez, ¿por qué? Ya había escuchado muchas cosas del club y de la organización y definitivamente quise ser parte del equipo en cuanto tuve la oportunidad. Siempre he querido jugar en España y siento que ésta es una increíble oportunidad para mí: ser parte de un equipo “top” en Europa y una grandísima organización.

– ¿Cuáles fueron esas “cosas” que habías escuchado de Avenida? Hablé mucho con mi seleccionador nacional, Chema Buceta, y también con mis agentes sobre Avenida. También hablé mucho con mi compañera de selección, Rachel, que lleva cinco años jugando en España y todo lo que escuché fueron referencias muy positivas sobre el equipo así que me lancé de cabeza a jugar aquí.

– Todo ello después de un verano tremendo para ti: gran Eurobasket, WNBA… Gracias, sí está siendo un verano deportivamente muy bueno para mí.

– ¿Con qué expectativas llegas a Salamanca? Mis expectativas son simplemente llegar lista par ayudar al equipo a ganar de la forma en que yo pueda ayudar. Me considero una jugadora muy orientada a ayudar al equipo y me encanta competir así que estoy emocionada no sólo por mi primer año en España, si no también por mi primera experiencia en Eurocup.

– ¿Te ha dado tiempo a “estudiar” a las compañeras con las que jugarás? No conozco personalmente a todo el equipo, pero sé que es una plantilla muy buena. Estoy emocionada de poder jugar con todas ellas porque he jugado contra Jewell, Tiffany, Maite, Silvia, Laura, Andrea o Kristine y sé que hay muchísimo talento en este equipo.

– La primera palabra que viene a la cabeza al definirte es “tiradora” pero, ¿hay más? Me gusta pensar que soy esa clase de jugadoras que ayuda a que el trabajo del equipo salga adelante para ganar cada partido. Puedo anotar (sí, me encanta lanzar triples,jaja), pero también puedo defender, abrir el campo, cargar el rebote y ayudar a hacer fluido el ataque. Me encantará hacer lo que sea necesario para que el equipo gane.

– Si las referencias en pista son buenas, también lo son fuera de ellas: gran compañera, trabajadora y siempre sonriendo… Oh, gracias. Es genial escuchar eso. Intento ser la mejor compañera posible. Pongo mucho trabajo para intentar ser mejor jugadora de baloncesto cada vez que salto a la pista. Y, bueno, jajaja, probablemente no me veréis sonreir cuando tengamos que coger un vuelo a las 5 AM pero, sí, sonrío mucho. Buenas vibraciones = Buenos momentos.

– Además de todos los objetivos con el equipo, ¿uno será también mejorar el castellano? Tomé clases de español durante cuatro años en el instituto y la escuela, pero de eso hace casi siete años así que, desde luego, me gustaría empezar a hablarlo más y mejor.

– Para terminar, de todo eso que te contaron, ¿algo sobre nuestra ciudad? No sé demasiado, la verdad, pero sí que me han dicho que Avenida tiene la mejor afición y el mejor ambiente en los partidos. Y, además, me han dicho que Salamanca es una ciudad muy bonita así que estoy emocionada por experimentar la vida en España allí.