Vuelta-A-España-7-Etapa
Fotografía: Miguel Ena

El alto de Ceal fue clave en el desenlace de la séptima etapa de la Vuelta a España. La fuga, integrada por siete corredores, poco pudo hacer por evitar que el  empuje del Groupama en el pelotón les neutralizase.

Todo indicaba que el final de la séptima etapa de la Vuelta estaría marcado por el alto de tercera categoría situado a escasos 12 kilómetros de meta, y así fue. La fuga de siete corredores, sin representación del Burgos-BH, no logró abrir grandes diferencia respecto al pelotón dado el control que el equipo Movistar y Bora ejercían.

Con la fuga neutralizado al paso del alto de Ceal (km 173), el grupo cabecero quedó reducido a una treintena de corredores.

Tras varias intentonas por romper el grupo fue Tony Gallopin en el kilómetro final quien logró aventajar algunos metros a los favoritos que le sirvieron alzar los brazos en solitario. Jordi Simón fue el mejor del equipo en la meta de Pozo Alcón a 1’48” del vencedor.