Foto: Palencia Baloncesto

Jordi Grimau, el escolta catalán, cumple su tercera temporada en Palencia, y por ello, ya conoce la LEB Oro a las mil maravillas.

Su equipo, el Chocolates Trapa Palencia, se enfrenta este viernes al Club Melilla Baloncesto, el decano de la LEB Oro. Los morados vienen de vencer en tres de los seis encuentros que han disputado esta pretemporada y tendrán un duro comienzo de temporada, enfrentándose a Melilla, Palma y Breogán, tres de los grandes favoritos para estar arriba, en las tres primeras jornadas.

“Es verdad que va a ser un partido complicado, Melilla tiene siempre muy buenas plantillas, pero creo que es una buena oportunidad para comenzar la liga en casa con un partido atractivo para nuestra gente” afirmaba Jordi Grimau sobre el primer encuentro de la temporada.

El equipo se estrena en LEB Oro con varios “rookies”, Travis Bader, Paul Jorgensen, Lucas Antúnez, Sango Niang e incluso Simas Jasaitis son jugadores nuevos en la categoría. “Queremos que sean conscientes de que esta es una liga muy competida, con muchos equipos que están en la clasificación con pocos partidos de diferencia. Les explicamos que es una liga un poco particular, diferente de las grandes ligas donde hay tres o cuatro equipos con mucha ventaja sobre los demás, aquí yo creo que a excepción de ese par de equipos que destacan el resto estamos muy cercanos” añadía Jordi Grimau cuando le preguntábamos por ellos.

El catalán lo tiene claro, “el viernes tenemos que llevar el partido a un nivel que seamos capaces de competir y llegar con opciones al último cuarto para intentar celebrar la primera victoria con nuestra gente”.