Foto: @realvalladolid

El empate de Vitoria (2-2) no ha servido para salir de los puestos de descenso. La victoria del Celta a hecho que los de Pucela vuelvan a caer en el pozo. Sin duda el partido ante el Girona, este martes en Zorrilla a las 20:30h. cobra vital importancia.

Casta y cabezonería

El autor de uno de los dos tantos obtenidos este viernes ante el Alavés (2-2), Joaquín, conversó con los medios de comunicación para dejar claro que este Real Valladolid destaca por su “cabezonería” y que la “ilusión” que tiene por quedarse en Primera debe ser un “baluarte” del equipo para los partidos que restan.

En este sentido, apuntó que el empate a dos cosechado en Mendizorroza después de ir perdiendo 2-0 antes de la media hora de juego les deja un “sabor bueno” siempre y cuando “se gane” el martes al Girona en el estadio José Zorrilla (20,30 horas). “En el minuto 30 estábamos muy lejos de puntuar. Sacamos la casta y lo conseguimos”, manifestó.

“En Vitoria no salimos como debíamos de salir. Ellos salieron más intensos y se ve reflejado en el marcador. Parece que nos tengan que dar un palo para espabilar, aunque si algo tiene este equipo es cabezonería. Esta ilusión por quedarnos en Primera se tiene que notar y tiene que ser un baluarte”, añadió.

Joaquín incidió así en la necesidad de sumar tres puntos ante el Girona. “Hay que estar fuertes con nuestra gente. Una victoria es casi agarrarse a la permanencia. Nos está costando a todos sumar y el que lo consiga va a dar un salto fuerte. También en cuanto a confianza”, manifestó.

Al respecto del gol que materializó, Joaquín, que no marcaba desde hace tres años, relató: “Oscar suele pegar muy fuerte. Fui con fe y la toqué lo justo. Estoy contento por poder ayudar al equipo. Fue un golpe de moral”.

El futbolista también fue protagonista al actuar en el puesto de medio centro cuando su posición “natural” es la de central. Reconoció que es una posición que conoce, ya que no fue hasta hace tres años cuando fue reconvertido a zaguero. “Es una posición que conozco y en la que he jugado bastante. Me encontré cómodo en el campo. Es importante ayudar al equipo dónde sea”, explicó.