Foto: @BSRVALLADOLID

El Fundación Aliados está trabajando para confeccionar su plantilla de cara a la próxima temporada 2020/21 porque, a pesar de la incertidumbre que aun rige sobre la misma, es momento de mirar hacia delante y mantener la ilusión y la ambición en un nuevo proyecto, del que formará parte el holandés Jelmer Van Brunschot, internacional con la selección de su país y con experiencia en la División de Honor de Baloncesto en Silla de Ruedas.

Nacido el 1 de octubre de 1999 en Heerenveen (Holanda), tras iniciar su trayectoria profesional en su país, el pasado año recaló en el Mideba Extremadura, equipo en el que no contó con demasiados minutos, aunque durante el tiempo que pudo disfrutar en la cancha, mostró su gran calidad en la pintura, no solo como anotador, sino también en el plano defensivo.

Jelmer es una apuesta del técnico vallisoletano, José Antonio de Castro, quien le considera un «jugador con un prometedor futuro» y que llega al club vallisoletano para suplir la baja de Lalo Prieto en el juego interior, por lo que se ha buscado, además de capacidad para anotar y rebotear, poder intimidatorio, gracias a su altura, ilusión y compromiso. Cualidades que aúna el joven jugador holandés.

Se trata del primer fichaje del Fundación Aliados que, al igual que el resto de equipos, deberá afrontar una campaña con muchas incógnitas, para la que esperan estar preparados. Y, en este sentido, será importante poder contar con jugadores con experiencia como José Luis Robles, Jonatan Soria, Álvaro López, Adrián Pérez y Maxi Ruggeri, que seguirán defendiendo los colores de la entidad vallisoletana, y la juventud de Óscar Domínguez y del internacional holandés.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter