Iván Martínez / Foto: @CBT_Autocid

Iván Martínez Muñumer (Valladolid, 1990) ha sido sin duda el protagonista de la semana en el baloncesto nacional. El escolta se vistió de Cid Campeador para llevar a la victoria alUBU Tizona y culminar una épica remontada, con la transformación de un tiro libre con el tiempo ya cumplido. Un joven talento nacional que destacaba en las categorías inferiores de la selección (Bronce U20 en Grecia´10) y que ha evolucionado desde su primera versión de defensor intenso y con garra a ser un anotador con un instinto anotador voraz que, gracias al paso del tiempo, sabe cuándo y cómo hacer daño al rival.

Su etapa en Baskonia le permitió cumplir un sueño, debutar en Euroliga, un partido cuyo recuerdo permanece intacto en el armario de su casa transformado en camiseta junto a otras equipaciones llenas de memorias: la morada del ascenso con el CB Valladolid, la de España para conseguir medalla junto a Franch, Llovet o Jodar entre otros o ahora la de un UBU Tizona sin miedo a nada que ha llegado para quedarse.

Su canasta dio la vuelta al pequeño mundo cibernético del baloncesto y se hizo viral en pocos segundos. Grandes medios nacionales como Marca, Gigantes o Kia en Zona y por supuesto los especializados en estas categorías como Zona de Basquet se hicieron eco de una de las canastas del año por dificultad, relevancia y plasticidad. Pero detrás de la canasta, de ese tiro extraordinario, encontramos a una persona cercana, aficionada al cine de estreno y a los juegos de mesa para hacer piña en el vestuario de El Plantío.

En plena madurez ha conocido la cara más amarga del deporte en forma de lesiones y descensos pero también ha tenido la fortuna de cuajar grandes temporadas y disfruta ahora como un niño encerrado en un rol de veterano que acepta, ilustra y asume.

El mismo Iván que se quedó alucinado con los malabares de Luca Vildoza en sus primeros entrenamientos en Vitoria y que está a punto de terminar la carrera de INEF confiesa que UBU Tizona puede hacer grandes cosas esta temporada y cosechar grandes éxitos colectivos e individuales….aunque lleguen sobre la bocina.

CastillaYLeónEsDeporte: Buenos días Iván, ¿Has tenido la oportunidad de ver la canasta repetida?

Iván Martínez: Si, por todos los lados ha aparecido.

CastillaYLeónEsDeporte:¿Es tu mejor canasta? ¿Habías metido algún otro tiro sobre la bocina?

Iván Martínez: Como jugada es la mejor, la más espectacular, sobre todo por el valor que tenía.

CastillaYLeónEsDeporte: En ese momento, con la tensión del partido y la remontada, como consigues concentrarte para meter el tiro libre y confirmar la victoria

Iván Martínez: Los años de experiencia te dan tranquilidad, no es la primera vez que me enfrentaba a esa situación ya lo había hecho hace bastantes años. Una situación parecida pero no con toda la carga emocional del partido contra Estela. Sabía como manejar los nervios y estaba bastante tranquilo a la hora de lanzarlo. Tomarlo como un tiro más y estar solo ayuda un poquito.

En mi temporada en Clínica Rincón contra León tuve una situación parecida, son cosas que uno siempre recuerda, tener tiros libres para poder ganar el partido.

CastillaYLeónEsDeporte: Triunfo que os puso líderes una jornada más y solo por detrás de un invicto Juaristi ISB ¿Os esperábais este buen inicio?

Iván Martínez: Fruto del trabajo bueno que hemos venido haciendo. A lo mejor sorprende ver a un recién ascendido ahí arriba pero yo creo que es el fruto de haber hecho determinadas cosas bien.

Hemos hecho una semana y unos últimos tres partidos muy serios en el trabajo defensivo, dejando a los rivales por debajo de setenta puntos, una situación que nos viene muy bien porque somos un equipo con cierta facilidad para atacar. Lo importante es pasar página y pensar en el próximo partido que nos tiene que servir para mantenernos ahí arriba.

CastillaYLeónEsDeporte: Sorprende, por lo abultado, la derrota de la segunda jornada ¿Qué pasó en Navarra?

Iván Martínez: No fuimos conscientes de nuestro trabajo defensivo, bajamos un poco la concentración y ellos consiguieron canastas muy fáciles. Se fueron muy rápido en el marcador pero a veces es necesario tener puntos de inflexión como ese partido que te hagan ver la realidad de una temporada larga como la LEB Plata.

Con perspectiva fue un toque de atención para mantener enfocado nuestro trabajo.

«Jugar Euroliga, con un equipo como Baskonia… fue un sueño»

CastillaYLeónEsDeporte: Fichaste a principio por el Burgos ¿Era tu primera opción? ¿Qué te convenció? ¿Contento con Baskonia?

El primer contacto se estableció en junio y no tardó mucho tiempo en decidirme. Vi el interés que tenían en mí y eso para mí es importante y fue de las primeras ofertas que tomé en serio para aceptarla.

No conocía a Cubillo, conocía al club por ser un histórico de la competición pero no conocía la realidad actual del equipo. Se rige por unos valores y unas bases que hacen que todos sus integrantes tengan un mismo objetivo y es fácil adaptarse a ello.

Mi etapa en Baskonia fue increíble, me permitió vivir cosas que nunca imaginé que viviría pero su club de cantera baja de categoría porque sus nuevas generaciones así lo van reclamando. Mantenerse en un eqipo como basknia requiere un nivel muy exigente y que al final lo relelnan jugadores con muchísiva calidad. Disfrutar el tiempo que estuve es lo más importante.

CastillaYLeónEsDeporte: Los vascos te hicieron debutar en Euroliga ¿Agradecido a Pablo Prigioni por darte la oportunidad? ¿Esperabas más oportunidades?

Iván Martínez: Recuerdo aquel partido contra Zalgiris en nuestra casa. Uno de los sueños que me quedaban por cumplir que era debutar en Euroliga y encima con un equipo como Baskonia, un ilustre de nuestro baloncesto con un carácter que hizo que fuera muy especial.

CastillaYLeónEsDeporte: En tu segunda temporada tuviste el papel de mentor en el filial de Baskonia y ahora en Burgos repiste como uno de los más veteranos ¿Contento con ese nuevo rol?

Siempre estará agradecido, fue uno de los responsables de que yo me quedará. Valoró mi trabajo, lo que vio en apenas un mes de pretemporada y siempre le estaré muy agradecido porque así pude tener esa oportunidad de ayudar al primer equipo, y pensaron que podía ser importante.

Cuando firmé en Baskonia el primer año iba con el rol de veterano para el filial pero surgió la oportunidad de jugar en el primer equipo. La temporada pasado hablamos de volver a tomar ese camino otra vez y al final muy agradecido porque formar parte de una institución como Baskonia es impresionante. Los chicos de la cantera tienen mucho talento y fueron unos meses muy intensos porque tenías que esforzarte al máximo para que los chavales aprendieran todo lo que exige una liga profesional.

Iván celebra el ascenso a ACB con el extinto CB Valladolid SAD / Foto: CB Valladolid

CastillaYLeónEsDeporte: Tu oportunidad en Baskonia llegó, además, tras dos temporadas en Granada en la que una inoportuna lesión te impidió jugar los PlayOffs de ascenso a la LEB Oro en los que partíais como favoritos ¿Impotencia?

Iván Martínez: Los rivales depositaron mucha presión en el proyecto, sabían que era un proyecto fuerte, pero en la LEB Plata no sube el que más dinero tiene, no sube el que mejor equipo tiene, sube el que mejor trabaja y el que mejor lo hace. A nosotros creo que nos faltó un poco de suerte porque las lesiones nos castigaron mucho y nos hicieron perder un punto de fuerza para ser un gran equipo en los PlayOffs.

Personalmente las lesiones vienen cuando quieren, las puedes intentar esquivar pero al final los profesionales nos arriesgamos a eso. Al final nos faltó suerte los dos años para conseguir el ascenso.

CastillaYLeónEsDeporte: Una sensación, la de lesionarte, que también sufriste en los PlayOffs contra Breogan en tu última etapa en Valladolid como capitán ¿Fue tan tensa ese PlayOffs como se vivió desde la grada?

Iván Martínez: La serie fue muy intensa, muy bonita porque se hizo un gran baloncesto. El equipo que había en Valldolid jugó a un nivel muy superior al que la gente creía que podía jugar. Eso nos llevó a jugar la semifinal con Breogan. Por plantilla y presupuesto eran de los mejores y la lástimas es que llegamos con el equipo entre alfileres, Román Montáñez arrastraba problemas en los tobillos, Javi Lucas y yo mismo teníamos una lesión en el hombro. Fuimos pagando el cansancio de toda la temporada. Llegamos muy justos porque si no yo creo que hubiéramos visto otro resultado.

«Es muy difícil mantener el nivel físico de los equipos ACB o Euroliga. Dar el salto cuesta»

CastillaYLeónEsDeporte: ¿Esa temporada fue la más complicada como profesional de tu carrera? ¿Te has planteado tu vuelta a Pisuerga? ¿Seguís la actualidad de las ardillas Tury y tu?

Recuerdo que en la serie contra Breogán robamos el factor cancha remontando diez o doce puntos pero gastamos todo los esfuerzos y una plantilla tan corta no pudo pasar de ronda. El orgullo es haber llegado tan lejos y formar una piña, una familia en el vestuario.

Llegamos a un momento en el que no se podía sostener el club, era inviable, los que estamos ahí sufrimos la debacle del club. Yo estaba en casa y mis padres me pudieron ayudar pero ahora mismo como jugador que vive fuera me pasara me vería muy comprometido me quedo con el paso adelante que dio la ciudad para ayudarnos en todo lo que pudo. Un orgullo ser de Valladolid.

Pude haber jugado allí en la primera temporada, en el año de fundación, hablé con Mike… Pero después de unos años tan convulsos necesitaba algo de cambio y surge la oportunidad e Granda. Tampoco es algo que hay a forzar, el club va muy bien y es un orgullo. Que no se pierda eso porque Valladolid es una ciudad que le gusta mucho el deporte y siempre ha mostrado su amor por el baloncesto.

En la actualidad tanto Tury como yo seguimos el baloncesto y en Valladolid, Sergio, Asti son casi como hermanos y hemos vivido mucho juntos, mantenemos el contacto y me alegro mucho de ver que las cosas les salen bien.

Iván jugó dos temporadas en Baskonia (ACB y Euroliga) / Foto: Baskonia

CastillaYLeónEsDeporte: En Pisuerga debutaste en ACB como canterano en una temporada aciaga por el descenso ¿Te acuerdas de esta temporada? ¿Y del debut? ¿Guardas la camiseta?

Recuerdo debutar en Madrid en el Wizink Center contra el Real Madrid y mi primer partido en Pisuerga fue contra el Cajasol porque fue de los pocos partidos que ganamos.

La camiseta por supuesto, tengo esa pequeña manía de guardar las camisetas importantes con las que he jugado. Si tuviera que destacar alguna, las que más cariño le tengo son la de España con la que ganamos la medalla de bronce en el Europeo U20 en Grecia, la del debut en Euroliga con el Baskonia que no se me va a olvidar nunca y quizá también la del ascenso a la ACB con el Valladolid.

«El objetivo principal es la permanencia, clave para tener tranquilidad y mirar arriba»

CastillaYLeónEsDeporte: Has jugado en todas las categorías profesionales del baloncesto español ¿Se notan las diferencias? ¿Cuáles son?

Iván Martínez: La LEB Plata y la LEB Oro es una continuación, hay un cambio físico grande, hay jugadores más grandes y el juego tiene más velocidad pero el gran salto es con la ACB y sobre todo con Euroliga. A muchos jugadores nos costaría mantener el nivel físico, ese ritmo e intensidad de tantos partidos en tan poco tiempo, sin descanso, jugar, montar en avión, casi sin entrenamientos. La rutina que coge un equipo de Euroliga muy difícil de llevar y por eso muy pocos jugadores pueden dar el salto y les cuesta tanto. El físico, la capacidad de mantener el nivel durante tanto tiempo, es la principal diferencia.

Si tuviera que destacar algún jugador sería Luca Vildoza. Los primeros entrenamientos con él fue la primera que había visto un talento tan grande de repente. La facilidad con la que juega, con la que hace las cosas y con lo joven que era, me dejó alucinado. Ver a Vildoza en los primeros entrenamientos fue como guau, aquí hay madera. Tiene mucho talento y mucho futuro por delante.

CastillaYLeónEsDeporte: ¿Has compaginado tu carrera con los estudios? ¿Qué hará Iván Martínez después de colgar las botas?

Fue una de las obligaciones de mi padre si me quería dedicar a esto. Mantener los estudios, he ido llevando la carrera de INEF como he podido y me queda muy poquito. Llevarlo a distancia es difícil pero solo me queda un año. Tenía muy claro que quería dedicarme a algo relacionado con el deporte, con el abloncesto, con el paso de los años he ido cambiando de idea y ahora mismo me gustaría dedicarme a algo relacionado con el trato al jugador, tema fisio o cuerpo técnico.

CastillaYLeónEsDeporte: ¿Qué hobbys tienes fuera de las pistas?

Suelo ir al cine, las carteleras semanales las llevó al día y pocas películas me pierdo. Algunas temporadas aprovechas para leer, ver series pero aquí en Burgos tenemos manía de después de entrenar jugar a algún juego de mesa para hacer piña.

CastillaYLeónEsDeporte: ¿Qué podemos esperar de UBU Tizona esta temporada? ¿Y de Iván Martínez?

Iván Martínez: Lo principal y es lo que tenemos que tener claro es la permanencia. Es el objetivo más importante para tener tranquilidad. Después si podemos ir hacía arriba perfecto pero no hay que perder nunca el faro de que hay que conseguir las victorias justas para estar en el grupo de arriba y con la permanencia asegurada.

Lo que se ha visto hasta ahora, mucha intensidad a la hora de jugar, ayudar todo lo posible en ataque porque tenemos muchos jugadores que pueden anotar, buscar esas situaciones y mantener el tono defensivo. Ser un jugador completo para ayudar al equipo en las carencias que puede tener.