El equipo charro se hace con su novena Supercopa, tras derrotar al Gernika (50-66), en un partido en el que Avenida sólo pasó apuros en la primera parte. Un triunfo con un sabor especial, tras unos complicados días previos a la competición.

Las primeras palabras del entrenador vasco fueron para «la gran Supercopa hecha por el Gernika». Continuó felicitando a sus jugadoras, por la incertidumbre de los últimos días (un falso positivo de COVID-19 casi deja sin jugar al cuadro charro), también tuvo un recuerdo para la afición, y por último a la familia Recio, «lo han pasado muy mal, profesionalmente, personalmente y económicamente, y están ahí».

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter