Foto: Real Federación Española Fútbol

La Real Federación Española de Fútbol se ha reunido esta tarde con los clubes de Segunda División B y Tercerda División para plantearles el programa IMPULSA 23 .

Se trata de un programa que abarca desde 2019 a 2023 y que busca, según ha explicado el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, contribuir «certidumbre y tranquilidad» a los presupuestos de los equipos.

Lo que se plantea desde la Federación es un nuevo modelo para el fútbol, ​​planificado a 4 años, que contempla un aumento de los ingresos de los clubes hasta la temporada 2022/2023.

Según los datos aportados en la reunión de este lunes, los clubes de Tercera División están percibiendo ayudas de la federación que rondan, de medios, los 34.200 euros. Los equipos que deseen adherirse a Impulsa 23 podrían percibir, de media, 42.000 euros al año, lo que supondría un aumento del 40% . Además, para aquellos que jueguen la Copa del Rey, estos ingresos pasarían de los 57.200 euros a los 69.2000 euros, percibiendo 4.000 euros más por clasificar a la segunda eliminatoria.

En lo que respeta a la Segunda B, actualmente los equipos ingresan 112.110 euros por temporada. Con el programa Impulsa 23 pasarían a ingresar 162.110 euros, un 44,59%. Si además se juega Copa del Rey, la media rondaría los 202.110 euros, casi un 50% más.

Aquellos equipos que deseen integrarse en este programa requieren cumplir varios requisitos, como portar la imagen de las competiciones en camisetas y estadios , contribuir los datos económicos a la RFEF dentro de un plazo determinado o participar en la Bolsa de Televisión . También se pide velar por la salud de los deportistas y aficionados , cuestión que afecta directamente a la colocación de partidos en horas del día.

Las Federaciones Territoriales pasarán a sus respectivos clubes toda la información que se ha presentado hoy en la reunión.

En total, son 30.813.975 euros los que se plantean repartir entre todos los equipos que deseen sumarse a este programa Impulsa 23. Toca ahora conocer los «peros» si los hay, de los clubes de la Segunda División B, en nuestra región hay 6, y de los de la Tercera División, a la que Castilla y León aporta, este año, 21 equipos.