La historia del Embutidos Pajariel Bembibre en los últimos años se escribe con sangre y sufrimiento, y esta vez, en un duelo vital –aunque no definitivo– por la permanencia, el conjunto berciano se reencontró con el calor de su afición y se volvió a abrazar a la épica para lograr la quinta victoria (66-62) del curso ante un BAXI Ferrol que, como era de esperar, lo puso muy complicado en un duelo aplazado en la 15ª jornada y que resultó no apto para cardíacos, con incertidumbre hasta los últimos segundos.

Ahí se concentró mucha miga del choque, con un triple inverosímil de Djénéba N’Diaye contestado por una canasta más increíble aún de Carmen Grande. En los últimos segundos, el esfuerzo defensivo de las del Bierzo Alto fue descomunal, añadiendo mucha templanza, la de Kadri-Ann Lass, para sentenciar. Se disfrazó de ‘superwoman’ la estonia en ataque para aliviar la baja de última hora de Cherin Miller y ayudó a Marianne Kalin para defender un triunfo que certifica la mejor primera vuelta de Pepe Vázquez en el cuadro berciano.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Los primeros minutos estuvieron muy igualados, con muchas alternativas. La defensa local marcó la tendencia en este tramo del encuentro, ya que consiguió agotar varias posesiones y obligó a sus rivales a realizar varios tiros forzados. Aparte de la estratosférica actuación de Amber Melgoza, que anotó 10 de sus 20 en estos minutos, destacó la entrada de Tina Jakovina, que puso el 17-10 en el marcador con dos canastas seguidas. Un tiro libre de Taylor Koenen puso el 17-11 al final de los primeros diez minutos.

En el segundo acto, a la buena defensa se sumó un gran acierto de las bercianas, que consiguieron replicar al aluvión de triples las visitantes. Siguió el festival de Melgoza, que respondió después de que las de la ciudad naval consiguieran igualar (27-27) con un triple de Irene Garí. La escolta de Santa Bárbara, de hecho, protagonizó casi al completo un parcial de 9-0 que certificó Laura Méndez y cerró el cuarto, cuyo resultado fue de 38-29 después de una canasta de Suné Swart. Quedó el buen resultado ensombrecido por el golpe que se llevó Teodora Neagu, que tuvo que retirarse tras quedar tendida en el suelo.

El tercer cuarto ofreció a dos equipos nerviosos, con acciones precipitadas. Pareció aprovecharlo el cuadro local gracias a tres aciertos de sus pívots que rompieron la barrera psicológica del +10 (44-31), pero las gallegas respondieron con otras tres situaciones que obligaron a Pepe Vázquez a parar el choque. Anotó Lass para frenar la dinámica negativa, pero las ferrolanas firmaron un parcial de 0-10 hasta apretar el marcador. Culminaron la remontada y Lass puso el 50-50 con el que se llegó al último asalto desde el 4,60.

Necesitaba volver al choque el cuadro berciano, que se encontró con dos triples de Natalia Rodríguez que parecieron hundir sus opciones. Pidió tiempo muerto Vázquez y su equipo se volvieron a agarrar al partido con sendos aciertos de Ainhoa Lacorzana y Kalin. Lass igualó, pero Swart volvió a romper el equilibrio. Un triple Djénéba N’Diaye dio la vuelta al marcador, pero Grande replicó con un enceste increíble. En esa ruleta rusa, Lass, que acabó con 16 tantos, puso el 63-62 a 30 segundos como preámbulo a otra gran defensa antes de que la estonia fuera víctima de una antideportiva que casi sentenció antes del 66-62 final.