Foto: cev

Holanda y España protagonizaron un sensacional duelo resuelto en el desempate (16-25/25-18/24-26/25-22/12-15) a favor de los centroeuropeos, en un partido donde el poderío físico holandés resultó clave para romper el choque y protagonizar una gran remontada en el tercer set, uno de los puntos decisivos del partido. Los 27 puntos de Nimir Abdel-Aziz y la solvencia en saque y bloqueo marcó el desarrollo del choque, donde los Linces rojos mostraron su capacidad de trabajo para igualar en dos ocasiones el marcador de Los Pajaritos.

El reto

España tenía un durísimo reto ante la potencia y la altura holandesa. Los dos conjuntos vencedores de la primera jornada de competición se medían en un duelo por el liderato en Los Pajaritos, que no dejó sola a la selección. Los primeros compases de encuentro fueron para calibrar fuerzas por uno y otro bando. Ajustaría mejor su juego el conjunto holandés, que tomaría ventaja con los remates de Nimir Abdel-Aziz, un potente saque y la solidez de un altísimo bloqueo que impedía el juego ofensivo de los españoles. La diferencia continuaría creciendo pese a los esfuerzos de los «Red Lynxes» y el set caería de bando holandés por 16-25.

La selección nacional sabía cual era el camino y Los Pajaritos ejercieron de templo del voley nacional para dar un plus de ánimos a España. La potencia del saque “Oranje”y los ataques de Abdel-Aziz seguían marcando el rumbo del choque para unas mínimas primeras diferencias del set. Los españoles conseguirían enjugarlas y dominar el cambio de saque para incrementar su confianza. La distribución de Ángel Trinidad comenzaba a encontrar fisuras en el bloqueo holandés y España conseguía una renta de tres puntos que lograría ampliar hasta el definitivo 25-18 final.
Las sensaciones eran buenas para España y caminando firmes en el arranque de set. Un sólido Juanmy González en saque y la conexión Trinidad – Fornés daban una renta de cinco puntos pasado el ecuador del set. Holanda recuperaba pegada en saque y bloqueo para ir minando la renta nacional para llegar en igualdad a la zona definitoria del parcial. El acierto holandés en bloqueo cerraba el set y la remontada poniendo el 1-2 en el marcador.
El cuarto parcial recordó desde sus inicios al anterior. España dominaba, controlaba y conseguía una importante renta en el marcador (16-12) que permitía soñar con llevar el choque al tiebreak, al administrarla con sabiduría hasta el 23-18. Holanda aumentó su intensidad y llenó de dudas a los españoles, que no conseguían cerrar el set y acumularon errores que acercaban a los centroeuropeos (23-22). Un error de saque de Ter Horst daba bola de set a España que aprovecharía Jordi Ramón con un punto directo para forzar el tiebreak.

El partido se decidiría a quince puntos

Los pequeños detalles marcaban la diferencia. Holanda aprovecharía los errores españoles, seis de los ocho primeros puntos holandeses fueron tras errores nacionales. Un lastre que fue enjugado por un punto directo de Miquel Ángel Fornés que llevó la igualdad al marcador. Dos errores devolvían la renta a Holanda, que aprovecharía sus recursos para hacerse con la victoria y el liderato del grupo B. España disputará este próximo sábado a las 16:30 horas, su siguiente encuentro en Varazdin (Croacia) ante el conjunto local.

Ficha Técnica

España: Trinidad (4), Ramón (12), Vigil (12), Villena (19), Fornés (15), González (11), Gámiz (Líbero). También jugaron: Colito (1), Rúiz (Líbero 2), De Amo (-).
Holanda: Ter Horst (22), Jorna (2), Abdel-Aziz (27), Van Solkema (-), Parkinson (6), Dronkers (Líbero). También jugaron: Keemink (1), Van Garderen (3), Gommans (1), Smit (-), Ter Maat (2).
Parciales: 16-25 (21´), 25-18 (22´), 24-26 (27´), 25-22 (26´), 12-15 (18´).