Foto: @BSRVALLADOLID

El Fundación Grupo Norte ha sumado su primera victoria en la presenta temporada, aunque con cierta irregularidad, en un partido que dominó desde el primer minuto y que remató con un gran último cuarto, gracias a una buena defensa, muy consistente -en este caso, con algún bajón- y a la capacidad ofensiva de jugadores como Adrián Pérez y Brett Stibners, que brillaron con luz propia.

Los vallisoletanos dejaron claro, desde que saltaron a la cancha, que el único objetivo era la victoria, y se volcaron para establecer un parcial de 0-14 que dejó noqueados a los andaluces, a los que les costó mucho entrar en el partido, sobre todo, porque se mostraron incapaces de romper la firme barrera defensiva impuesta por el conjunto visitante, si bien en el último tramo del primer cuarto aprovecharon errores del rival para dejar el marcador en 10-17.

En el segundo cuarto, hubo más equilibrio, ya que los malagueños pudieron mejorar sus prestaciones, y los vallisoletanos bajaron el listón en su área, con más fallos en los lanzamientos también, y aun así pudieron llegar al descanso con una renta de siete puntos (26-33).

El Fundación Grupo Norte, aunque dominaba el juego, no era capaz de terminar de distanciarse en el marcador de nuevo, ya que encontró enfrente a Efrain Martínez y Carlos Martínez, que se echaron a su equipo a las espaldas en el capítulo anotador, y tuvo que conformarse con finalizar el tercer cuarto con solo seis puntos de renta (45-51).

Pero los de José Antonio de Castro se habían reservado para el último cuarto, en el que esa calidad de Stibners y de Adrián Pérez resaltó aun más, gracias al excelente trabajo defensivo de todo el equipo, con Lalo Prieto añadiendo puntos al marcador, para dejar este en el definitivo 52-77, con un último parcial de 7-26.