El Fundación Grupo Norte ha comenzado a preparar el próximo encuentro ante el Amivel de Málaga, octavo clasificado, con solo un punto menos que los vallisoletanos, que tendrá lugar el 18 de enero, es decir, el siguiente fin de semana, ya que en este se produce un parón en la liga que se aprovecha para la disputa de encuentros aplazados.

Los vallisoletanos, tras el descanso por las vacacionees navideñas, han podido recargar las pilas para retomar los entrenamientos con ilusión y ganas, y dispuestos a mejorar sus prestaciones con respecto a la primera vuelta, en la que se cometieron demasiadas imprecisiones.

El técnico del equipo, José Antonio de Castro, ha podido contar con todos sus jugadores en el retorno al trabajo, por lo que se han podido realizar buenas sesiones, en las que ya se aprecia la intención del grupo de dar un paso más para escalar posiciones en la clasificación.

En este sentido, la plantilla morada es consciente de que el partido ante el Amivel del próximo 18 de enero es importante, puesto que se trata de un rival directo en la lucha por la permanencia y, además, sería fundamental comenzar con una victoria la segunda vuelta, como estímulo para ir hacia delante y creer más en su juego.