Foto: Yago Urrutia

Países Bajos y su terreno no ha favorecido los intereses de un equipo que se entregó al máximo en las cinco jornadas del ZLM Tour, buscando protagonismo, intentando estar en las escapadas y peleando por llegar con opciones a los esprints que decidieron la carrera. La prueba se cerró este pasado domingo con una caída en la parte final que afectaba a los ciclistas del Burgos y privaba a Mihkel Räim de defender su posición entre los 20 primeros.

Los destellos de Mihkel Räim y Jesús Ezquerra, los que más cerca se quedaron de poder dar una alegría al equipo morado. Sin embargo, ni siquiera las caídas han respetado y hoy a falta de 8 kilómetros una montonera en el ya reducido grupo principal echaba al traste todo el trabajo.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Así resumía el Director del equipo, David Cantera, la prueba, “no hemos tenido mucha fortuna estos días. Hemos trabajado muy bien como equipo, teníamos un top-20 con Mihkel Räim en la general pero a falta de 8 kilómetros nos ha pillado una caída que ha impedido siquiera disputar la llegada en esta etapa final. Nos quedamos con la presencia en fuga, disputando los puestos de honor y una gran actitud grupal”.

El bloque de ZLM Tour regresa a España, mientras una segunda expedición afrontará en Francia este martes el Mont Ventoux Dénivelé Challenge y desde el jueves al domingo la Route d’Occitanie.