El noreste peninsular despide un mes de competición por toda la geografía del país. En las tres pruebas disputadas hasta ahora se ha demostrado una importante presencia en carrera, varios top-10 y los premios a la combatividad que refuerzan la razón de ser del equipo.

Vuelta a Aragón

Aragón será el escenario de la prueba que cierra el mes de mayo para el conjunto Burgos BH. Al igual que el resto de citas española, la carrera presenta tres etapas. El viernes 17 se inicia en Andorra (Teruel) la primera jornada, con 186 kilómetros y un perfil rompepiernas. Tan solo se disputa un alto puntuable, y el final es favorable para una llegada al sprint en Calatayud (Zaragoza). El sábado llega la montaña y el final el alto. Los ciclistas comenzarán en Sádaba (Zaragoza) los 186 kilómetros con cuatro puertos de montaña en los 80 kilómetros finales y la definitiva ascensión al Puerto de Somport, en Canfranc (Huesca). La acumulación de esfuerzos seleccionará a buen seguro la carrera.

El cierre de la Vuelta a Aragón presenta un perfil descendente de 127 kilómetros entre Huesca y Zaragoza. Una jornada en la que el ritmo será muy elevado y una zona en la que suele hacer su presencia el viento. Probablemente, la carrera haya quedado decidida en la jornada anterior y la capital aragonesa acoja un bonito sprint entre los hombres rápidos de la carrera. Con un recorrido variado, todos los corredores, desde los escaladores hasta los velocistas, pasando por los aventureros que prueben suerte en la primera etapa, tendrán su oportunidad.