Filipenses_Babieca

Buen partido de un competitivo cuadro palentino, que aguantó mejor el alto ritmo del choque y mostró más recursos ofensivos que las del Babieca, las cuales nunca dejaron de pelear pero que siguen sin estrenar su casillero de victorias. La diferencia desde el tiro libre (41 a 15) y el bajón físico del segundo cuarto, claves.

El inicio del partido en el remozado Pabellón Municipal de Deportes de Palencia fue un toma y daca en el que las burgalesas jugaban con alegría en ataque y presionaban bien la salida del balón de las locales en toda la pista (13-12).

En el segundo cuarto a las burgalesas les condenó un cansancio prematuro, que hizo que las chicas de Fernández estuvieran más espesas en el 5×5 y tuvieran que resguardarse en la zona para llegar con vida al descanso a pesar de las malas sensaciones (33-21).

Mejora tras el descanso

Tras el paso por los vestuarios, el UBU Julián volvió a incomodar al equipo local, provocando varias perdidas y dejando algún que otro destello de calidad en ataque, pero que de nuevo acusó el desgaste y fueron diluyéndose poco a poco, lo que precipitó que se regalasen un bueno número de faltas y de tiros libres a un Filipense muy acertado desde la línea de personal y con las ideas muy claras (14-16 en este cuarto).

La diferencia en este tercer cuarto aumentó hasta el 59-36 en el que los locales aprovechaban el poderío de Selbe Toure, que dominaba ambas partes de la cancha y del partido. Mientras, en el bando visitante era Alonso la que más intentaba dar la réplica.

El último cuarto servía para que el Babieca mostrase carácter y entrega y por lo menos no fuera un paseo para el equipo palentino, superiores en los 40 minutos y que finalmente se lelvaron la victoria

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here