Foto: @FilipensesBto

No todo son incertidumbre y malas noticias en el baloncesto castellano leonés. Si antes hablábamos con el Presidente del Aquimisa Carbajosa, que aún no conoce si con 20 victorias en 20 partidos, la próxima temporada será equipo de LEB Plata, ahora hablamos del caso contrario, el del Manténeo Filipenses.

El club palentino ya sabe que, debido a la situación actual de pandemia, será un año más equipo de Liga EBA, a pesar de ser el último clasificado de la Conferencia AA.

Con dos victorias en los veintiún encuentros disputados, el conjunto palentino sabía que tenía muy complicada la permanencia, pero tras la cancelación de las ligas, la Federación Española de Baloncesto se pronunció la pasada semana y confirmó que este año no se producirán descensos, por lo que el club jugará un año más en esta categoría.

A pesar de la dinámica negativa en la que estaba sumido el club, la temporada ha traído cosas positivas. Y es que, después del Palencia Baloncesto de LEB Oro, de quienes son filiales, el Filipenses Baloncesto es el equipo en la categoría más alta de Palencia.

El conjunto dirigido por Alberto Padilla ha mantenido la estructura de años pasados, con siete jugadores palentinos debutando en la liga EBA y ha tenido apenas dos fichajes semiprofesionales, jugadores que han vuelto a sus casas con la pandemia.

El club trabaja ya en el escenario del próximo año, que será duro para todos pero que quizá traiga más igualdad también en estas categorías.