Foto: Diego de la Iglesia

Tras seis ediciones celebradas Arribes Ocultos se consolida como la gran oportunidad para dar inicio a la temporada de las carreras de montaña. Así lo pensaron los cerca de 600 participantes que este fin de semana se encontraron en Fermoselle para disfrutar de una prueba con un exquisito trato al corredor. Y no son palabras gratuitas. A los habituales servicios que ofrecen las carreras organizadas por MounTime (aparcamiento, comida copiosa en la línea de meta, menús a precio cerrado para corredores y acompañantes, actividades paralelas, ludoteca infantil, etc.).

Este icónico pueblo de la provincia de Zamora sirvió de epicentro a un evento que comenzaba este sábado por la tarde con la etapa prólogo. Hablamos de una contrarreloj de 5 kilómetros y 300 metros de desnivel positivo con salida y meta en Pinilla de Fermoselle. Desde las 17:00 h y en el habitual formato de salidas escalonadas -dos corredores por tanda-, los participantes entraron en contacto con el entorno de los arribes del Duero y su majestuoso cañón. Las vistas sobre el meandro del río, uno de los más imponentes de la geografía nacional, fue uno de los momentos estelares de la tarde. Álvaro Ramos, del Domusa Teknik, y Patricia Muñoz, del SoloRunners, fueron los más rápidos en cubrir el trazado.

Ya en la jornada de este domingo Arribes Ocultos desplegó todo su potencial con hasta 4 pruebas en liza, todas ellas con salida y meta en Fermoselle. Igual que sucedió el sábado, la climatología acompañó durante todo el día, con un cielo despejado y un sol que brilló con fuerza desde primera hora de la mañana. En el Gran Premio Caja Rural, modalidad de etapa única, se impuso Ismael Aguado (1h 07:46), del equipo Raya Trail Alcañices; mientras que en categoría femenina lo hizo Laura González (1h 20:30), del TrailPunks. Mientras, en el Gran Premio Ruta del Vino Arribes, de 24 kilómetros y 1.200 metros de desnivel positivo, los más rápidos fueron Jorge Grandioso (2h 06:08), y Lara De Castro (2h 38:11).

En la modalidad Arribes Starter by Stages, que combina la etapa contrarreloj del sábado y el recorrido corto del domingo (11 km), Daniel Floriano se imponía con un tiempo de 1h 32:44. Hacía lo propio en la categoría femenina Marian Torío, con 1h 51:08. Mientras, en la modalidad Arribes Experience by Stages los triunfos fueron para Álvaro Ramos (2h 24:27) y Sara García (3h 18:43).

A lo largo de la mañana del domingo el goteo de corredores en la meta de Fermoselle fue constante. Paralelamente a las carreras -y a la modalidad de senderismo no competitiva- se celebraron otras actividades lúdicas.

Arribes Ocultos se consolida así como uno de los eventos imprescindibles para la provincia de Zamora, y una herramienta dinamizadora de la economía de la comarca de Sayago. La próxima prueba de MounTime será la Tierra de Campos -12, 13 y 14 de abril en Villalpando-, en junio volverá Transfronteriza (días 8-9 de junio en Figueruela), y ya en octubre, como siempre, se celebrará la más importantes de las carreras de montaña en Zamora: Ultra Sanabria, en San Martín de Castañeda.