Este viernes comienza la que será, probablemente, la temporada más deseada para muchos. Tras cinco encuentros de pretemporada y más de un mes compitiendo juntos, el equipo palentino está ya preparado para afrontar esta campaña llena de incógnitas. y estos serán los dorsales de cada jugador.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter



Nico Richotti
volverá a vestir el 5 y lo hace por “motivos familiares”, y es que “mi padre, que jugó muchos años en Argentina, e incluso jugó con la Selección, llevó siempre este número, así que yo no podía elegir otro” nos contaba el alero argentino.

Javier Soler se guió por los consejos también de sus seres cercanos y eligió el 6; “fue mi hermano realmente el que eligió el número. Cuando le pregunté cuál coger me dijo, «el seis de Pau Gasol». » Y le hice caso”.

Luciano Massarelli por su parte llevará el 7. “Yo siempre elegía el 5 por Manu Ginobili, que es mi jugador favorito, pero cuando llegué aquí vi que lo llevaba Nico así que me decanté por el 7. No es la primera vez que juego con este número, de hecho, el año pasado ya lo llevaba porque es el que portaba mi madre en su época de jugadora”.

Bakary Camara deja a un lado los temas familiares y se decide por el número 8 “porque es el número que llevaba Kobe Bryant. Cuando empecé a jugar con 7 años era mi jugador favorito y sigue siéndolo. Siempre he querido ser como él”.

Aitor Zubizarreta por su parte repite dorsal con el conjunto morado y es que “mi padre lo llevaba cuando era joven y yo crecí viendo jugar a mi hermano también con el 9, así que cuando llegó el momento de elegir dorsal, ¡ni lo dudé! Es cosa de familia porque mi hermana también juega con ese mismo número”.

El siguiente en la lista es Edu Gatell que tiene unos motivos muy sentimentales para lucir el 12 en su camiseta; “es el número que llevo ya hace un tiempo y para mi tiene un gran significado porque es el día que comencé a salir con mi pareja hace ya siete años”.

El que parece que no teme a la mala suerte es Jabari Narcis, quien se está haciendo de rogar, pero a quien veremos sobre la pista del pabellón luciendo el 13. Un número no apto para supersticiosos. “No sé decirte un motivo por el que juego con el 13, siempre lo he usado, desde que empecé a jugar de pequeño y se ha convertido en mi número de la suerte. No creo que sea un número que da mala suerte, al menos a mí, me ha dado
grandes momentos”.

Sean Smith, como no podía ser de otra manera, hace un guiño a su padre al llevar el 15 en su equipación. “Es el número con el que mi padre jugó toda la vida. Como cualquier niño, de pequeño era la persona a la que más admiraba. Me he peleado muchas veces por llevar ese número, ya que es muy común y muchos quieren llevarlo, pero para mí ha sido especial y he luchado por él”.

Los dos patitos los lucirá Preston Purifoy en un precioso gesto, “llevo el 22 en memoria de mi mejor amigo del instituto, Cameron Moore, con el que jugaba en el equipo y que falleció de un ataque al corazón jugando. Es mi manera de recordarle y dedicarle todo lo que estoy consiguiendo”.

El capitán, Dani Rodríguez, mantiene su número 24, al igual que Camara, en honor a Kobe Bryant. “Ya el año pasado lo llevaba por él y, después de lo que pasó, es una buena manera de honrar su memoria.”

El portador del número más alto esta temporada será Sasa Borovnjak, el llamado a ser uno de los mejores jugadores de la competición porta el 41, al igual que mi hermano. Él juega este año en el CSO Voluntari de Rumania. Lo único malo es que no podremos jugar nunca juntos… ¡a ver quién cede y cambia de número!” comenta el pívot serbio entre risas.