Foto: FER

El VRAC demostró su entereza, resistencia y orgullo en un partido épico que no era simplemente uno más en la Liga 2023/2024. Enfrentándose a su único verdugo de la temporada, el equipo de Diego Merino no solo salió victorioso, sino que también se mantuvo con opciones reales de llegar a la final de la División de Honor en Pepe Rojo. A pesar de jugar con un jugador menos durante 30 minutos debido a tres tarjetas amarillas, el VRAC salió fortalecido de cada desafío, incluso anotando ensayos en momentos cruciales, ganando por 26-27 en Burgos. Los choques entre Aparejadores Burgos y VRAC, se deciden por detalles mínimos. En esta ocasión, fueron los vallisoletanos quienes lograron la victoria, con una diferencia de apenas un punto. Este triunfo desplaza al Aparejadores de la primera posición en la tabla, otorgando a su rival una ventaja crucial para asegurarse la ventaja de jugar en casa en la batalla por el título de la Liga.

El enfrentamiento, como es costumbre entre el VRAC y el Aparejadores ofreció emoción, destellos de talento y momentos de vértigo. A pesar de las dificultades, el VRAC logró mantenerse en la lucha y demostró su excelencia defensiva una vez más. A pesar de un comienzo atrevido por parte del Aparejadores , el VRAC se mantuvo firme, llevándose la victoria con un juego sólido y determinado.

El partido estuvo lleno de emociones, con momentos clave como los ensayos de Tani Bay y Baltazar Taibo que equilibraron el marcador. A pesar de las adversidades, el VRAC demostró su capacidad para mantenerse en la pelea, incluso cuando jugaba con un jugador menos. Con un esfuerzo colectivo y un despliegue de orgullo, el VRAC logró una remontada espectacular, asegurando los cuatro puntos y consolidando su liderazgo en la tabla.

El enfrentamiento fue extremadamente físico y parejo. La brecha en el marcador siempre fue estrecha, evidenciando que el choque trascendía más allá de los puntos que ofrece una victoria. El equipo local mostró imprecisiones en su juego a mano, cometió errores en momentos clave que pudieron haberle dado la victoria y no logró capitalizar las tres ventajas numéricas que tuvo durante el encuentro.