Importante choque el que este sábado se celebraba en el estadio de Pasarón en el que el Zamora CF se veía las caras con el Pontevedra CF. El conjunto de David Movilla salía al campo con ganas de afianzarse en su lugar en la tabla, y ya en los primeros minutos los rojiblancos buscaban su oportunidad, cuando Guille Perero se escapaba con el balón y lo centraba para Escudero que no alcanzaba el esférico, marchándose finalmente este por la línea de fondo.

Pasaban los diez primeros minutos del encuentro cuando Carlos Ramos se quejaba de un pisotón en el tobillo, pero el árbitro no pitaba falta. Aun así el Zamora se engrandecía en un campo vacío de público, pero en el que los nuestros vibraban en una sintonía que dejaba claro que estaban dispuestos a no volver de vacío para casa. Y así lo intentaban con ahínco, y tras un saque de esquina de Dani Hernández que remataba Astray de cabeza, finalmente el balón si iba por encima de la portería.

Rápidamente el Pontevedra respondía a la contra y a punto estuvieron de marcar su primer gol los gallegos. Una clarísima ocasión en un frente a frente con Mapisa que hacía presagiar un 1-0 prácticamente cantado, pero finalmente el esférico no se colaba en la portería del de Zimbawe. Respondía el Zamora atacando de nuevo y Escudero casi estrenaba el marcador, pero la buena acción del guardameta gallego lo impidió.

Se resistía el primer tanto para los de Movilla que no cejaban en su empeño. Corría el minuto 30 del encuentro, cuando tras una magnífica jugada de Dani Hernández con Carlos Ramos, este centraba para Escudero, que no llegaba y cabeceaba al aire.

Pero la falta sobre Vallejo tras recibir un planchazo provocaba un penalti a favor del Zamora que lanzaba Escudero. El portero rival impedía que el esférico entrara, pero Escu respondía rápidamente al rechace encajando el ansiado primer gol para el equipo, que conseguía ponerse por delante.

Llegaba el descanso con el marcador 0 – 1 a favor. Una primera parte enorme del Zamora que se iba al vestuario con ventaja. Volvían los de Movilla al campo sin cambios y con ganas de mantener su priviligiada situación. Así en los primeros minutos de la segunda parte los nuestros volvían a hacer de las suyas, cuando Coque la colocaba para Ramos que no lograba rematar la faena. Poco después lo volvía a intentar Dani, pero el balón acaba en las manos del guardameta.

Después de sufrir una entrada brutal, Ramos pegaba un trallazo al esférico que se se iba por encima del larguero. El Zamora continuaba enorme sobre el terreno de juego sin dar descanso a un Pontevedra que comenzaba a desesperarse. De nuevo, un centro de Carlos Ramos que remataba de cabeza Escudero casi significó el segundo para el Zamora, pero el buen hacer del portero gallego impedía que los rojiblancos afianzaran su posición en el marcador.

El equipo de Movilla hacía correr y correr al rival que comenzaba a realizar sus primeros cambios en el banquillo. Los de Jesús Ramos lo intentaban una y otra vez, pero sin éxito. Era entonces cuando llegaba en el 70 el primer cambio para el Zamora: salía Dani Hernández y entraba Abel Conejo.

Sacaba el colegiado amarilla para Guille Perero en el 72 del partido, quien salía minutos después del terreno de juego y daba el testigo a Ángel Romero. La peor parte llegaba cuando el árbitro sacaba roja a Abel Conejo quien salía expulsado sin miramientos del campo, tornándose el partido como en la ida, y así se quedaba una vez más el Zamora con diez jugadores durante los últimos 15 minutos del encuentro.

En la recta final, Movilla realizaba nuevos cambios. Salían Ángel Romero y Escudero y entraban Coscia y Sergio García. Los minutos pasaban, el marcador seguía mostrando un 0 -1 que el Zamora conseguía mantaner, hasta que por fin el árbitro lo daba por terminado.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Unionistas de Salamanca pone fin a su impresionante racha ante el Celta B

La impresionante racha de resultados de Unionistas de Salamanca llegó a su fin este domingo. Después de nueve jornadas invicto y ocho partidos de forma consecutiva sin encajar el gol, el conjunto charro perdió en el Reina Sofía ante el Celta de Vigo B (1-2) con un gol en el último suspiro del choque. Pese a la derrota, la segunda en toda la temporada de USCF, los blanquinegros se mantienen líderes del grupo y en una posición muy ventaja con respecto a sus perseguidores.

El partido fue mucho más abierto de lo habitual. El Celta B planteó un partido de tú a tú ante el líder, sin complejos, buscando en todo momento el gol y realizando una presión alta que provocaba espacios. Esto hizo que Unionistas de Salamanca gozara de ocasiones muy claras desde el inicio, porque los de Hernán generaron mucho más en fase ofensiva de lo que venían haciendo en las últimas jornadas.

El que primero golpeó, sin embargo, fue el filial celeste. Una contra lanzada por la banda derecha terminó con un buen disparo de Losada ante el que respondió de manera magistral Serna, pero el rechace lo aprovechó Lauti para adelantar a los suyos. Apenas se habían disputado diez minutos, y la increíble racha de imbatibilidad de Serna se quedó en unos impresionantes 770 minutos.

El Celta B llevaba mucho peligro en cada acción, especialmente con sus hombres exteriores. Losada y Alfon por las bandas generaron muchas acciones ofensivas, pero Unionistas no se quedaba atrás. Carlos de la Nava volvió a sacar a relucir su mejor versión, aunque vio la quinta cartulina amarilla y no podrá estar el próximo domingo ante el Coruxo.

Pero antes de esa ausencia, un nuevo servicio del salmantino. Recogió en el área un balón tras la pelea de Diego Hernández, se giró y puso el esférico en la escuadra de la portería gallega para hacer el empate antes del descanso.

En la segunda mitad el partido cambió poco la tónica. Ambos equipos siguieron generando ocasiones. El choque, según fue avanzando, se volvió loco y podía caer para cualquiera de los dos equipos. Pero quien acertó fue el conjunto visitante, con un centro por la banda derecha que remató a la red Josipovic, uno de los refuerzos del Celta B.

Los tres puntos se marcharon por lo tanto para Vigo pese a la clarísima ocasión final de Jon Rojo, aunque Unionistas de Salamanca se mantiene líder de la categoría; con el Zamora a tres puntos con un partido menos.

El Guijuelo, en casa, no pasó del empate ante el Compostela (1-1) y el Salamanca tras su victoria (0-1) en Ferrol toma oxígeno aunque sigue vicecolista.