David Movilla apostaba para el partido correspondiente a la primera eliminatoria de Copa del Rey frente a la SD Logroñés por un once inicial en el que la gran sorpresa era Mapisa como guardameta. El resto de la alineación la formaban Parra, Piña, Crespo, Coque, Dani Hernández, Vallejo, Juanan, Escudero, Perero y Carlos Ramos.

El Zamora CF salía al campo con ganas de mostrar su poderío y ya durante los primeros minutos dejaba claro su buen hacer en el terreno de juego. La primera ocasión llegaba en el minuto 6 gracias a Parra, un lanzamiento que acababa despejando el portero rival a córner.

Rondaba el minuto 15 cuando los visitantes se lanzaban al contragolpe, pero sin generar grandes problemas en la portería de Mapisa. Era entonces cuando Vallejo centraba el balón que controlaba Dani Hernández dentro del área, pero su remate salía desviado y el guardameta visitante lograba atraparlo.

Parecía que el gol se resistía para el conjunto zamorano, pero este finalmente llegaba en el minuto 25 cuando el árbitro señalaba penalti tras ser Dani Hernández derribado dentro del área. Un penalti que el capitán del Zamora encajaba dentro de la portería rival adelantando así a los nuestros en el marcador.

Hacia el minuto 35 se producía el primer cambio en el banquillo rojiblanco y Movilla sacaba a Escudero por Valentín, y es que parecía que el primero podría haberse lesionado en una jugada anterior. Tres minutos después, el Zamora tuvo una triple oportunidad de sentenciar el marcador tras los disparos de Vallejo y Dani Hernández, que logró parar el guardameta del Logroño. A puntito estuvo el Ruta de la Plata de ver cómo su equipo sentenciaba el encuentro.

El Zamora se mostraba claramente superior sobre el terreno de juego, incluso unos minutos antes del descanso los de Movilla plantaban cara al contrario defendiendo con uñas y dientes una contra del Logroñés. De hecho, Adri Crespo cortaba una transición de uno de los futbolistas rivales que estaba dentro del área de Mapisa. Llegaba así el descanso con un 1 – 0 en el marcador, resultado del poderío de los nuestros sobre el terreno de juego.

Comenzaba la segunda parte con cambios en el banquillo riojano: se retiraba Xavi Puerto y entraba Javier Pascual. Corría el minuto 50 cuando el Logroñés disponía de su mejor ocasión para empatar el encuentro, tras una acción que culminaba Diego Lacruz con un remate que atrapaba Mapisa sin problemas.

El Zamora seguía buscando el segundo gol y mantenía su dominio en casa. Por fin este llegaba en el minuto 63 cuando Carlos Ramos se acercaba a la frontal, abría para Perero que disparaba, pero el balón acababa chocando contra el palo, un rechace que aprovechaba Vallejo para encajar un disparo desde la frontal que terminaba en gol.

Se crecía el Zamora con este tanto y a punto estuvo de encajar un tercero cuando Guille Perero remataba de cabeza, pero el balón acababa fuera por muy poco. El Logroñés comenzaba a desesperarse y se producía un triple cambio con el que intentaba darle un nuevo rumbo al partido: salían Loza, Alain García y Kanduossi, y entraban Diego Esteban, Echevarría y Calderón.

Los de Movilla seguían siendo los claros dominadores del encuentro y dejaban pasar los minutos haciendo correr al rival de un lado a otro. El conjunto logroñés tenía problemas para recuperar el balón y no lograba su objetivo. Llegaba así el minuto 76 con cambios en el banquillo local: salían Valentín y Dani Hernández, y entraban Adri Herrera y Omar Monterde.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Seguían intentándolo los nuestros: la tuvo Adri Herrera en un centro desde la derecha que remataba de cabeza Guille Perero, pero el esférico se marchaba alto. Comenzaban así los diez últimos minutos del encuentro, volcándose la SD Logroñés en ataque ya que pocos minutos le quedaban para intentar darle la vuelta al marcador.

Llegaba el minuto 88 cuando salía Guille Perero y entraba Abel Conejo. Se producía la última oportunidad peligrosa del Zamora cuando Omar culminaba una buena jugada de ataque con un disparo que rechazaba el portero, pero Herrera no llegaba a este rechace por muy poco.

Poco le faltaba ya al encuentro para llegar a su fin cuando la SD Logroñés lograba encajar su primer tanto: Imanol Echevarría recogía un rechace de la defensa rojiblanca dentro del área y remataba con un gol en la portería de Mapisa.

Pero el partido llegaba a su fin con un 2 -1 que sentenciaba una clara victoria para el Zamora que conseguía así pasar a la segunda ronda eliminatoria de Copa del Rey. Los riojanos no competían desde el 6 de diciembre, y pudieron acusar ese largo paroón por un brote de COVID. El Villarreal llegará al Ruta de la Plata el próximo 5 de enero a las 19 horas