El técnico del Zamora Club de Fútbol atendía a los medios de comunicación en la previa del encuentro ante el Villarreal, correspondiente a la segunda ronda de la Copa del Rey y que se disputará el miércoles a partir de las 21h. en el estadio municipal Ruta de la Plata.

Tras ofrecer el pasado jueves su punto de vista sobre el adelanto del partido copero, en la propia previa David Movilla ya simplemente agregaba: “Son pocas horas, pero el tiempo es el que es. Tenemos que focalizarnos en lo que depende de nosotros”, a la vez que apuntaba que hay que prepararse “a nivel mental, desarrollar lo que podamos desarrollar a nivel táctico, visualizar el escenario del partido que esperamos y desarrollarlo de la mejor manera”.

Hay que apuntar que será el primer encuentro de Marcelino en el banquillo del Villarreal, y sobre eso también era cuestionado el técnico del Zamora: “Sabemos lo que conllevan a corto plazo estos cambios de entrenador en el aspecto emocional de una plantilla, más allá de que es un entrenador de un nivel top y que ahí está su trayectoria e importancia que le da a este tipo de torneos”. Además, reconocía que la preparación se está haciendo dando por hecho que Marcelino usará a los jugadores del primer equipo: “Espero a jugadores de la primera plantilla. Espero a los Gerard Moreno, a los Parejo… Jugadores que están en boca de todos y que todos conocemos. Ante los mejores jugadores, tenemos que dar nuestra mejor versión”, agregaba.

Tras reconocer el nivel de un Villarreal que lleva muchos años siendo uno de los equipos más importantes de España y con una trayectoria europea también de mucho peso, Movilla focalizaba su objetivo: “A mí no me hace especial ilusión jugar contra el Villarreal –o ante cualquier otro equipo de Primera-, a mí me hace especial ilusión ganar al Villarreal. Entiendo que cada uno lo viva de una manera, pero yo lo vivo así porque estamos aquí para competir y representar un escudo, que es lo que tratamos de hacer siempre. Esa es la mentalidad y de esa manera vamos a tratar de enfocarlo. Si nos meten cinco no puedo irme contento a casa”, finalizaba, a la vez que reconocía: “Si se ve un buen Zamora y si ellos están a un buen nivel, lo lógico es que la diferencia la plasmen en un resultado abultado y contundente. Esa es la realidad. Si de cien partidos ganaríamos uno ante el Villarreal, vamos a buscar ese uno”.