Facundo Munilla se zafa del placaje de dos jugadores de Grupo Intxausti Gernika, en el encuentro disputado entre los basurdes y El Salvador. Foto Anuar Gómez

Un interminable vaivén de resultados y emociones han convertido en épica la decimosexta y última jornada. La insospechada debacle de los tres primeros clasificados de la tabla (SilverStorm El SalvadorUnió Esportiva Santboiana y Lexus Alcobendas Rugby) no alteró el orden de los factores y el “Chami“, gracias a un ensayo de Michael Walter-Fitton y una conversión de Franco Velarde fuera de tiempo, obtuvo el bonus defensivo que le otorga el título honorífico de vencedor de la primera fase del torneo.

Al otro lado del Pisuerga, el VRAC acarició durante muchos minutos la octava plaza y, por tanto, salvar los muebles metiendo la cabeza en las eliminatorias por el título, pero una reacción de última hora del Aparejadores Burgos-en San Amaro ante el Barça Rugby le privará de defender, por vez primera en cuatro años, la corona que ha venido levantando desde la temporada 15-16.

Las eliminatorias por el título de liga arrancarán a partir del 14 de mayo con los duelos de cuartos de final, a partido único. Los emparejamientos serán los siguientes: 

El Salvador – Aparejadores Burgos

Unió Esportiva Santboiana – Barça Rugby; 

Lexus Alcobendas Rugby – Complutense Cisneros y 

AMPO Ordizia – Ciencias Enerside. 

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Grupo Intxausti Gernika y El Salvador, los dos polos opuestos de la tabla clasificatoria, convergieron en Urbieta y acabaron invirtiendo sus papeles (29-23) en un intenso duelo en el que los de Gorka Argul superaron con todas las de la ley al líder de la DH. Desde el primer minuto, los Basurdes arrollaron a los de Juan Carlos Pérez apoyándose en la determinación y audacia de su delantera. De nada sirvió que Sam Katz abriera el luminoso con un golpe de castigo. El vendaval ofensivo vizcaíno acabó cobrándose su primera pieza en forma de posado por medio de Carlos Zabala.

Al del primer centro verdinegro seguirían otros cuatro tries, obra de Eneko Gorostiza, Albertus de Bod, Francisco José González y Earl Williams, que hicieron vibrar su hinchada. Mientras, los chamizos minimizaron su particular debacle, a la que no faltó la expulsión por roja directa de Andrés Alvarado, sumando el bonus defensivo merced a una marca y una conversión en tiempo de prolongación que les permite sostener la primera plaza e imponerse en la temporada regular.

Triunfo agridulce el logrado por el VRAC Quesos Entrepinares sobre el Lexus Alcobendas (36-29) en el Pepe Rojo, en lo que fue la reedición de la última final liguera. Los pupilos de Diego Merino volvieron a noquear a los madrileños, que siguen con su marchamo irregular de las últimas semanas, pero su dependencia de resultados terceros, en este caso de un pinchazo del Burgos que finalmente no se produjo, dieron al traste con ese conato de remontada con el que han tratado de compensar en fechas recientes la inestabilidad en cuanto a juego y resultados que han exhibido durante buena parte de la campaña. Al menos, los queseros dispensaron a su parroquia una despedida de temporada digna del potencial que se les supone, con un Alejandro Alonso (dos ensayos), un Sio Moala (un posado) y un Nathan de Thierry (una marca y 7 puntos de pateo) enchufados, amén de haber sabido controlar a los de Tiki Inchausti de principio a fin.

La otra cara de la moneda la protagonizó en San Amaro el BurgosAparejadores hubo de remar contra corriente en muchas fases de su encuentro frente al Barça para apuntarse una victoria (42-30) que permite a los hombres de José Ignacio García asegurar su presencia en la segunda etapa del torneo de la regularidad, justo en la que la supervivencia dependerá de lo que suceda durante 80 minutos. Un día más, el buen tino con el pie de Tomás Carrió insufló de energía a los castellanoleoneses cuando los azulgrana parecían meter la directa mediada la segunda mitad (22-30) luego de los ensayos del internacional Facu Domínguez y de Dani Barranco. Pero el tío vivo de sensaciones que fue el encuentro siguió su curso y el XV local, liderado por las patadas de su apertura (22 puntos, 10 en los últimos 16 minutos), firmó una remontada épica con dos posados (Wozniak y Silvestre) y sendos golpes de castigo que acabaron enviando a la lona a los de Alberto Monteagudo.