En Pepe Rojo el protagonista fue el desapacible tiempo que dificultó el juego

Nuevo año y la vida en lo alto de la tabla sigue igual. VRAC y Aparejadores Burgos siguen con paso firme su camino en la División de Honor. El parón navideño no parece haber afectado a los dos equipos castellanoleoneses. Los de José García y Diego Merino se mantienen intratables e inician el año 2024 con victoria en casa.

Una jornada cargada de emoción. El VRAC sigue segundo, tres puntos por encima está Aparejadores Burgos, que suma ocho victorias en nueve partidos.

En uno de los partidos con marcador más bajo que se recuerda en los últimos años en Pepe Rojo, el VRAC (7-0) consiguió una victoria frente al Alcobendas en el que el gran protagonista no fue ningún equipo ni jugador, sino el desapacible tiempo que dificultó el juego y llenó de agua el campo. Entre la lluvia, el agua y el barro, el VRAC logró un solitario ensayo que a la postre valió una victoria en un encuentro del que resulta imposible sacar conclusiones. Ganar y pasar el trago sin lesiones ya se puede dar por más que bueno.

El Aparejadores continúa su racha triunfal en la División de Honor, al lograr una victoria clara y contundente (32-10) este domingo frente a la UE Santboiana. Al descanso, los burgaleses ya lideraban con comodidad, marcando un sólido 22-10. En la segunda mitad, el equipo catalán no pudo sumar más puntos, mientras que los locales añadieron un golpe de castigo y un último ensayo, sellando así el resultado final de 32-10.

Uno de los grandes partidos de la jornada se disputaba en las Instalaciones Deportivas de la Cartuja, donde Real Ciencias recibía a Club de Rugby El Salvador.