Estaba siendo uno de los equipos revelación en este inicio de competición pero el Ciencias Cajasol se llevó un golpe de realidad en su visita al Pepe Rojo. En la quinta jornada de la División de Honor los queseros han vencido por 41-6 en un partido con poca historia. La buena inercia conseguida por los de Diego Merino en el inicio de la competición no se vio frenada por el parón y desde los primeros minutos del encuentro asediaron a los andaluces. Mientras en Japón Gales y Francia daban un auténtico clínic de jugar al rugby, en Valladolid el líder de la máxima competición nacional demostró su categoría.

Empezó, no obstante, el conjunto visitante mandando en el marcador. En su primer acercamiento a los 22 del VRAC se llevaron un golpe de castigo pateado por Tomas HanHam. Fue un espejismo que apenas duró diez minutos. El tiempo que tardó Kemu Valetini en transformar, también desde la larga distancia, otro puntapie. (3-3, min. 15) En ese momento la inercia del partido se había teñido de rosa y aunque Cajasol se negaba a ver la evidencia con otro lanzamiento de Hanham, el vendaval ofensivo del VRAC solo era cuestión de tiempo. Buenos minutos de los andaluces pero la calidad invididual de la delantera local marcaba las diferencias.

Al filo del a primera media hora de partido Bay logró la primera marca del partido con una jugada maravillosa de toda la línea de ataque. Bartoloni sumaría otra en el 36´ y en la última jugada de esta primera parte Diego Merino tiró de estrategia para forzar un mol que el colegiado sentenció con un ensayo de castigo (20-6) y suponía el bonus ofensivo para los vallisoletanos.

El Quesos Entrepinrares empezó a percutir y en la segunda parte las melés estuvieron igualadas pero la lógica se impuso en el Pepe Rojo. Dos posados de Pedro de la Lastra, que está siendo de los mejores jugadores del VRAC en estas primeras jornadas, colocaron el 41-6 final con el que terminó el encuentro. En la rueda de prensa posterior al partido Diego Merino analizó así el choque: «Hemos empezado un poquito flojs pero dos momentos de concentración han inclinado la balanza hacia nuestro lado y han hecho que el partido se rompiera y nos lleváramos el bonus. El liderato es anecdótico a estas alturas».

La próxima jornada en Las Terrazas viviremos uno de los mejores partidos que se pueden ver hoy en día en el rugby nacional con el choque entre el Lexus Alcobendas y el VRAC Quesos Entrepinares.