Foto: Julio Calvo

Emocionante y cambiante partido el disputado en el Pabellón Príncipe de Asturias de Aranda de Duero entre los locales del Blasgon/Bodegas Ceres y el Recoletas Atlético Valladolid, que se resolvió casi en el último segundo con un gol desde el extremo del arandino Megías. La cita tuvo una buena noticia de entrada, el regreso al banquillo del entrenador David Pisonero tras concluir su cuarentena, pero no pudo refrendarse en el resultado final, y los gladiadores azules perdieron su primer encuentro en el último mes de competición echando en falta a Víctor Rodríguez y Diego Camino de nuevo ausentes.

En el reestreno del técnico vallisoletano le costó adaptarse al choque al Recoletas, notando aún la falta de ritmo debido a la cuarentena. Los pucelanos tuvieron dificultades en atacar el físico de la defensa de Blasgon/Bodegas Ceres y además, sin dominar el ritmo de juego y cercenada su transición, se mantuvieron inicialmente gracias a los goles de Miguel Martínez. Pero la buena circulación de balón de Villa de Aranda con Morais Almeida, Nico López Rey y Elustondo, logrando penetrar hasta los 6 metros, le dio una ventaja de 5 tantos al paso por el minuto 9, 9-4, obligando al primer tiempo muerto de Pisonero.

El entrenador del Recoletas aprovechó para introducir rotaciones buscando más efectividad, pero los visitantes se toparon con buenas acciones del portero Luis de Vega, lo que unido a los rápidos contraataques del extremo zurdo Baronetto permitió que Blasgon/Bodegas Ceres siguiera arriba en el tanteador, 12-7, superado ya el ecuador de la primera mitad. Adrián Fernández tomó el relevo anotador de Martínez pero la buena lectura de la defensa pucelana por parte de los locales y los problemas con el balance, provocaban que su rival siguiera dominado la cita. Aún así, a este equipo nadie puede darle por enterrado de antemano y una vez más llegó la brillante reacción del Recoletas que con una mayor intensidad y acierto redujo a sólo un gol la ventaja burgalesa al descanso, 17-16.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

En la segunda parte el Recoletas siguió los diez primeros minutos a remolque, pero con fe en sus posibilidades, un ritmo más alto de juego y las alternativas defensivas, logró arrebatar la iniciativa al cuadro local. César Pérez cerró la portería y un rápido contraataque de Miguel Camino logró poner por delante al Recoletas, 24-25, min.12, ventaja que se amplió en poco menos de minuto y medio a tres, demostrando un día mas que este equipo no se viene abajo y va creciendo en los partidos conforme pasan los minutos.

Pero estaba claro que el choque no estaba sentenciado, el técnico local Alberto Suárez gastó dos tiempos muertos casi consecutivamente para buscar la reacción de sus pupilos y lo consiguió. Villa de Aranda superó su fase de dudas y reaccionó colocándose primero a un gol y empatando a 32, gracias a un tanto del lateral izquierdo Sukic a menos de dos minutos y medio para el final. En ese momento ya todo podía pasar. Recoletas no culminó su posesión, mientras que Villa de Aranda dispuso de escasos segundos para finalizar un ataque desde el extremo izquierdo que Víctor Megías anotó providencialmente para certificar un importante triunfo, el primero de los locales en ocho encuentros disputados.