Hubo que esperar a la tanda de penaltis para que el XXVII Trofeo Diputación de Valladolid tuviera campeón. En ella se impuso un Promesas que se adelantó en el marcador por medio de Diego Moreno antes del descanso y que encajó el empate (1-1) del Atlético Tordesillas en el inicio de la segunda mitad.

Ninguno de los dos equipos encontró los espacios suficientes en el primer tiempo. De hecho, fue el Torde quien llevó más peligro al área rival. El filial pucelano dispuso de una ocasión muy clara de Víctor Narro, pero su disparo, tras un centro pasado, se marchó por encima de la meta visitante. Quien sí acertó fue Diego Moreno en una subida en la que peleó una pelota y salvó la salida de Farolo, ya en el tiempo de añadido, para hacer llegar al Promesas con ventaja (1-0) al descanso.

La renta le duró poco a los de Julio Baptista, que encajaron el empate en un balón al segundo palo que acabó rematando David Gómez (1-1). El equipo rojiblanco aprovechó la inercia del gol para subir líneas y dificultar la salida de la pelota blanquivioleta. Los cambios tampoco otorgaron la chispa necesaria para generar las ocasiones deseadas, aunque sí dieron más presencia al Promesas.

Pese a la mejoría, los pucelanos no encontraron el gol y el Diputación se decidió en la tanda de penaltisMikel Carro, Slavy, Fran Rivera, Dali y Diego Moreno convirtieron los cinco por parte del conjunto blanquivioleta; mientras que Yari adivinó el lanzado por Diego Benito, el único que falló del Torde.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El Promesas terminó levantando el trofeo a unos días del estreno en la Primera RFEF, algo que pesó en la planificación de Julio Baptista, tal y como reconoció tras el encuentro. “Fue un partido muy competido. Estamos pensando en el primer partido, que es donde estamos depositando todas nuestras energías. El equipo llega al 100%”, dijo. De esta manera, el filial ultima el inicio del curso, que se producirá este sábado (21.30 horas) en Las Gaunas frente a la SD Logroñés.