Sin tiempo para lamentos, el Real Valladolid Baloncesto tratará de levantarse después de dos derrotas consecutivas y buscará la victoria en el Polideportivo de Pumarín del Oviedo Baloncesto, este martes, 21.00h.. La jornada intersemanal hace que, tan solo tres días después del último encuentro, el cuadro blanquivioleta afronte un partido difícil y clave para escalar puestos en la tabla clasificatoria.

Para la vigesimocuarta jornada de la LEB Oro, Roberto González contará con las bajas de Juan García-Abril y de Fernando Revilla, quien causará baja de forma indefinida debido a una fractura del extremo distal del quinto metacarpiano de su mano de derecha. El canterano vallisoletano continúa recuperándose de unas complicaciones derivadas de una intervención quirúrgica pasada, mientras que el interior burgalés estará dos semanas con inmovilización en la zona, tras las cuales será examinado de nuevo para decidir si requiere una intervención quirúrgica. De ese modo, Íñigo Mayorga y Javier Casado, jugadores del filial completarán la convocatoria del primer equipo.

Al choque entre carbayones y vallisoletanos llegarán en dinámicas opuestas y separados por tres victorias de diferencia. El cuadro de Natxo Lezkano encadena dos triunfos de manera consecutiva después de una racha de seis tropiezos seguidos, mientras que los de Roberto González, tras caer en Palencia y ante el Bàsquet Girona, tratarán de revertir la dinámica venciendo. El balance es de 12-10 en los locales y 9-14 en el cuadro visitante.

Dirigidos por el experimentado y galardonado Natxo Lezkano, los ovetenses han vuelto a conformar una plantilla competitiva y de garantías con jugadores de renombre en todos los puestos. Sin el noruego Harald Frey, las llegadas de Olle Lundqvist y Paul Jorgensen han reactivado al equipo para poner fin a la racha de derrotas. Además de dichas incorporaciones, el técnico vizcaíno ya contaba con la pólvora de Kamba (11.8 puntos por partido), Alexis Bartolomé y Jeff Xavier en el perímetro. El puesto de base está cubierto por Hansel Atencia y el canterano Alonso Meana.

El juego interior está liderado por el ya histórico Óliver Arteaga (12.4 tantos y 6.4 rebotes de media), quien está bien acompañado por el versátil Sean McDonnell (10.7 puntos y 6.9 capturas), el ala-pívot Anthony Elechi y Hervè Kavasele, aunque este último es duda por una lesión que sufrió durante la rueda de calentamiento del último encuentro.

En el encuentro de la primera vuelta, el Real Valladolid Baloncesto estrenó su casillero de victorias en casa. Pisuerga tuvo que aguardar hasta el cuarto partido para ver el primer triunfo del UEMC Pucela, pero la espera mereció la pena. Sobre todo, por el gran partido colectivo, en especial de Sergio de la Fuente, y por ser contra un potente rival como los ovetenses, a quien se impuso por 81-73. El capitán blanquivioleta, que firmó 40 créditos de valoración, se coronó como MVP de la Jornada.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Roberto González destacó la mejoría y entidad del cuadro asturiano. “Oviedo venía de una racha mala. Tuvieron la baja de Frey y se han repuesto fichando a Lundqvist y Paul Jorgensen. Además de ellos, Kamba que ya estaba, Atencia, Arteaga, un referente en esta liga… Los dos últimos encuentros los han ganado con solvencia, tanto en casa como fuera. Pumarín es una cancha difícil y tenemos que ir duros y competirlo con firmeza. Esperamos seguir con la dinámica de los últimos partidos y que no sea lo de volver a las andadas, sino que nos marquen los dos últimos cuartos contra Girona. Es nuestra intención y la única manera de poder ganar”.