El Real Valladolid Baloncesto buscará, en Melilla, este viernes, 20:45h., dar un paso importante hacia el objetivo. El cuadro de Paco García tratará de sumar el undécimo del curso, lo cual supondría dar caza al conjunto azulino y continuar avanzando hacia la permanencia.

Para el siempre complicado viaje hacia la ciudad autónoma, el técnico vallisoletano contará con las esperadas bajas de Juan García-Abril y Fernando Revilla-Val.

Separados por tan solo una victoria, los de la ciudad autónoma suman 11 triunfos en lo que va de curso (11-14), por los 10 que firman los blanquivioleta (10-15). Es decir, en caso de victoria visitante este viernes, ambos conjuntos quedarían igualados en la tabla y el Valladolid Baloncesto daría un paso importante para cumplir el objetivo. El cuadro africano, además, llega a la cita de la vigesimosexta jornada liguera en pleno bache, ya que encadena cuatro derrotas de manera consecutiva. Los castellanos, después de imponerse a la revelación la jornada pasada, tratarán de mantener la buena dinámica.

A pesar de haber vivido una campaña convulsa, Melilla Sport Capital, como acostumbra, ha conseguido armar un equipo de garantías y con nombres importantes en la categoría. El asturiano Arturo Álvarez es capitán del barco y, desde el banquillo, dirige a una plantilla que cuenta con multitud de amenazas, tanto en el perímetro como cerca del aro.

Desde el puesto de base, Devon Van Oostrum, procedente del Levitec Huesca La Magia, Gaizka Maiza y Adrián Chapela llevan la batuta de un equipo en el que también suma el joven Pablo Sánchez, cedido por el Unicaja Málaga. Un puesto bien cubierto, con alternativas y nivel, en el que también puede aportar el combo Álex Llorca.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

En la posición de ‘dos’, además del jugador catalán, brilla la figura de Niko Rakocevic, un viejo conocido de la parroquia blanquivioleta. El jugador montenegrino es uno de los máximos anotadores de la competición y con 13.76 puntos de media, se erige como uno de los principales hombres a tener en cuenta para la defensa del Valladolid Baloncesto Los aleros Fausto Ruesga, cedido por el Moraban Andorra de ACB, y Nedim Dedovic, completan la batería exterior de Arturo Álvarez.

En el juego interior, el técnico de Mieres cuenta con el pívot Amaury Gorgemans, quien está bien secundado por Mouhamed Barro, el nacional Álex Mazaira y el recién llegado de Ucrania Serhii Pavlov.

Ante semejante batería anotadora, Paco García marcó la clave del partido en la defensa y detalló la situación del equipo y la importancia del encuentro. “Hemos trabajado fuerte, duro y con exigencia. La clave es bajar los puntos de anotación de sus jugadores importantes. Es un equipo completo y un partido complicado, como lo son todos los que nos quedan, pero nosotros miramos para ganar a cualquier rival y en cualquier cancha. El equipo transmite que agradece la exigencia. Esto marca una buena línea. Estoy contento por cómo estamos entrenando y les pido que cada uno haga lo que puede y no haga lo que no debe. Debemos encontrar ese equilibrio. Anímicamente es importante poder sumar”.

En el encuentro de ida, el disputado allá por noviembre, el Real Valladolid Baloncesto murió en la orilla en el partido de la jornada novena. Melilla Sport Capital mandó durante gran parte del juego, pero los locales, con el apoyo de Pisuerga, lograron remontar en el último cuarto. Sin embargo, en los minutos finales, los visitantes fueron más certeros para llevarse el triunfo (68-72).