No hubo recompensa en forma de puntos en el desplazamiento del UBU TPF a tierras gallegas, donde se rendía visita al conjunto de Vincios, un equipo muy duro cuando actúa como local, y que en esta ocasión volvió a demostrarlo.

Las nuevas incorporaciones de la plantilla gallega, respondieron a las expectativas y se repusieron del primer choque, donde Cazacu venció con claridad al chino Zhao Tiaming ( 3/0 ), pero luego todo fueron dudas y los burgaleses no estuvieron muy acertados, de ahí la derrota. No fue la tarde de Carlos Caballero, el jienense del UBU TPF, se encontró incómodo en todo momento, y apenas pudo hacer frente al buen juego mostrado por el portugués del Vincios, André Silva, gran protagonista del partido. A continuación, el joven burgalés, Miguel Nuñez, que realizara hace una semana un fantástico duelo ante los vascos de Irún, estuvo irregular e inseguro con la bola, lo cual le impidió poder conseguir el triunfo parcial ante el gallego local, Martín Pintos, en un partido que era vital para los intereses del UBU TPF. Con dos a uno en contra, volvían a la palestra Cazacu y Silva, que ofrecieron un partido espectacular y lleno de tantos geniales, el rumano se puso dos a cero por delante, pero el portugués se rehizo y demostró su calidad, para llevarse el choque en cinco sets y poner el partido del lado de su equipo. Poco pudo hacer Miguel Nuñez ante el chino Zhao Tiaming, cayendo en tres sets y dejando por lo tanto los puntos en juego en la localidad gallega.