Balonmano_Burgos2

El UBU San Pablo Burgos hizo su presentación en el plantío en la segunda jornada de liga consiguiendo una fácil victoria, que le coloca junto al Ikasa Madrid como líderes de la categoría.

El Balonmano Burgos fue un torbellino inicial gracias a la sólida defensa el buen hacer de David en la portería y la solvencia en ataque, que permitieron un parcial de 8-2 que hacía presagiar una rotunda goleada para el UBU San Pablo. El conjunto sin embargo bajó la guardia, y el carrusel de rotaciones pareció romper el ritmo inicial de juego. Esto permitió al Balonmano Sanse ir recortando las diferencias y acercarse a tan sólo un gol en el ecuador del partido. 16-15.

Poco premio paral  UBU San Pablo en una primera parte de menos a más en la que se vio un gran potencial en la plantilla, pero con escoso ritmo y muy baja intensidad.

Cómoda segunda parte

El cambio defensivo de la segunda parte permitió algunos goles fáciles para los burgaleses, que fueron abriendo un cómodo colchón de 3-4 goles sobre el Sanse que supieron mantener durante los 30 minutos de juego, lo que posibilitó un gran número de rotaciones. Algo que, sin embargo y por momentos pareción desestabilizar al equipo y hacer que bajase mucho el ritmo de partido.

Pese a todo el UBU volvió a pasar de los 30 goles a favor, cantidad que se antoja muy complicada de conseguir para los rivales, que pese a acercarse en el marcador no encuentran posibilidad de ganar el partido. Dos puntos más con sabor agridulce, con un gran inicio de partido y una excesiva relación en muchos minutos de juego.

El encuentro supuso el debut de Marcos García, jugador del equipo juvenil de tan sólo 16 años, que sumó sus primeros minutos en Primera división cumpliendo y marcando su primer gol.