Segunda jornada en el Grupo 4 donde se encuentra encuadrado el conjunto burgalés. Tras la amplia victoria de este jueves en la matinal de este viernes los pupilos de José Luis Cubillo se enfrentaban al Enrique Soler, uno de los favoritos al ascenso, que en la primera jornada también ganaron, en la prórroga, al Igualada por 86-81. Por cierto el Igualada ha ganado al Gandía (77-72) en el primer partido de la jornada.

Partido muy serio de los burgaleses que están a un paso de lograr el ascenso.

Primera parte

El primer cuarto fue un «correcalles», ningún equipo controló el embarullado juego, que iba de canasta a canasta, sin prácticamente juego estático. Esta circunstancia benefició al equipo de Melilla que dispuso de mínimas ventajas, sirva de ejemplo el 11-8 a 2:33 para el final del cuarto. El primer acto finalizó con un apretado 11-10, uno abajo para Tizona que ejerció visitante.

El segundo cuarto sirvió para que, ya con un juego más pausado, los burgaleses se hicieran con las riendas del mismo, volteando el electrónico en dos minutos, a falta de 8:11 el marcador era de 11-17, un parcial de 0-9 ponía a los azulones en ventaja. a 3:27 se estabilizaba la ventaja burgalesa 17-24. El acierto en el tiro fue decisiva para que el UBU se fuera al descanso ganando por 20-30.

Segunda parte

Continuó la tónica del prime tiempo, aunque los melillenses consiguieron recortar la distancia en el marcador. La distancia se matenía entorno a los diez puntos , aunque en los últimos compases del cuarto el Enrique Soler se acercaba para finalizar tercer cuarto finalizó 35-41.

En el último acto todo estaba por decidir. Los azulones no querían sorprsas y peleaban por convertirse en uno de los favoritos al ascenso. Apretando en defensa fueron aumentando paulatinamente la diferencia en el luminoso. A 3 minutos del final el electrónico danba una ventaja de + 13 para los de Castilla y León (41-54). De ahí al final la lectura del partido fue perfecta, mucho pase, «juego de «cuatro esquinas», a la espera de recibir las faltas de los melillenses y, de paso, ver como el partido se acercaba a su fin. Los minutos «de la basura» se alargaron, debido al rosario de faltas cometidas por los melillenses, que sólo lograron aumentar su desventaja en el marcador 44-62.

Próximo partido

Tizona- Igualada este sábado desde las 13h.