Los azulones afrontan un duelo de máxima importancia en la cancha del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, donde podría debutar Mike Hall.

El Tizona Universidad de Burgos encara la recta final de la primera fase de la LEB Oro. En esta nueva jornada afrontan otro largo desplazamiento para visitar la cancha del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, en la semana previa a un nuevo parón de selecciones debido a la disputa de las ventanas FIBA. Ambos equipos cuentan con un precedente muy reciente, ya que hace menos de un mes se enfrentaron en El Plantío recuperando el duelo aplazado de la primera vuelta. En dicho encuentro, la victoria fue para los burgaleses por 81 a 76. En este nuevo partido clave se producirá el debut del último fichaje del Tizona, Mike Hall. El partido se disputará este viernes 12 a las 19.00 horas en el Pabellón Ciudad de Cáceres ante un aforo reducido de espectadores.

A falta de tan solo tres jornadas para la conclusión de la fase inicial de la liga regular, cada duelo cobra un importancia máxima. El Tizona Universidad de Burgos, tras sus últimos tropiezos en forma de derrotas, buscará sacarse la espina ante el colista del grupo. El último de ellos se produjo hace una semana en el feudo burgalés ante el Destino Palencia, donde los de Lluís Riera terminaron cayendo por 79 a 86 pese a realizar un gran partido. “Ahora está complicado entrar en el grupo de arriba. Matemáticamente no es imposible, pero la trayectoria del equipo hace pensar que vamos a luchar por evitar las cuatro últimas plazas de descenso. Nuestro objetivo es ganar el mayor número de partidos de aquí al final de temporada y salvar al equipo”, comenta el entrenador azulón.

De nuevo resultó clave la aportación anotadora de todo el grupo, que tuvo que suplir la importante ausencia del capitán Ayoze Alonso. Sin embargo, el canario ha entrenado esta semana con el grupo y podría volver a competir. La evolución de su lesión en el escafoides es favorable y tratará de ayudar a los suyos en este importante duelo. Toda la plantilla se encuentra centrada en un partido de mucha importancia ante un rival directo: “No miramos más allá del partido de Cáceres. Desde que estoy aquí nos hemos planteado ganar partido a partido. Algunos se nos han escapado por poco y otros los hemos ganado por poco. El partido de Cáceres lo debemos ganar sí o sí, ya sea por poco o por mucho”, afirma Riera.

Quien también podrá disputar sus primeros minutos con su nuevo equipo es el estadounidense Mike Hall, tras haber entrenado toda la semana con el grupo y se encuentra a disposición del técnico azulón. “Es un jugador que está acostumbrado a este tipo de incorporaciones y se ha integrado desde el primer momento. El equipo lo ha acogido muy bien, tanto a nivel de juego, como de grupo y soy optimista con él. Tiene muy claro a lo que viene y en qué puede ayudarnos, especialmente en el oficio, la experiencia y la capacidad de superar dificultades en momentos adversos. Esto es lo principal para él, además de ayudarnos en facetas técnicas como puede ser el rebote. Poco a poco se integrará en el juego del equipo, pero el tema del rebote y el oficio nos lo ha dado ya en los entrenamientos que hemos hecho y estoy convencido de que va a rendir desde el primer momento”, explica Riera.

El equipo rival, el Cáceres Patrimonio de la Humanidad llega a este encuentro con cuatro victorias y nueve derrotas en su casillero, mismo bagaje que el Tizona Universidad de Burgos. Tras su tropiezo sufrido en El Plantío, los de Roberto Blanco han enlazado en las últimas semanas dos derrotas ante el Real Valladolid y el Liberbank Oviedo y un triunfo en su cancha ante el Melilla Sport Capital. Su plantilla ha sufrido una modificación desde su reciente visita a Burgos. Tras la marcha de Marcius en los días previos a dicho encuentro, los cacereños han incorporado al ala-pívot Raven Barber que regresa dos temporadas después a la LEB Oro. “Tras jugar con ellos aquí, no podemos plantear el partido de la misma manera, porque ya nos conocemos más. Estratégicamente ambos equipos hemos añadido un jugador y el partido no va a ser él mismo. Jugaremos fuera de casa, lo cual añade más dificultad, y espero que podamos hacer mejor partido que el de la primera vuelta”, analiza el técnico del Tizona.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Una de las figuras más destacadas de la plantilla rival es el ex azulón Jeff Xavier, que hace tan solo unas semanas volvió a pisar la que fue su casa durante tres temporadas. El veterano escolta norteamericano mantiene un alto nivel en la categoría, promediando 13 puntos por partido. En su misma demarcación se encuentra otro referente anotador como es Devin Schmidt, junto a un joven Ferrán Ventura, que cumple su segunda temporada con el equipo. En el puesto de base, tanto Fran Cárdenas como Jorge Sanz aportan experiencia y conocimiento de la categoría. Sin embargo, el primero de ellos es duda para el partido por una lesión de hombro.

En el juego interior, combinan la veteranía de hombres como Schaftenaar, con pasado en el Breogán, o el recién llegado Barber, con jugadores muy jóvenes pero que poco van ganando galones en el equipo. Tal es el caso de Sylvester Berg o Paco del Águila. La presencia del neerlandés tampoco está asegurada, tras sufrir la pasada semana una torcedura en el tobillo que le hizo perderse el partido ante el Oviedo. Es por ello que jóvenes del equipo filial de liga EBA forman parte de la rotación durante la temporada, incluido el maliense de tan solo 15 años Lassana Fofana. “Ellos jugarán más cómodos en casa y nosotros con la presión de tener que ganar. Por eso creo que va a ser un partido más complicado que el que jugamos en Burgos. Sin embargo, creo que el equipo ha trabajado bien durante la semana para conseguir ese objetivo”, asegura Riera.