Después de haber renovado al primer entrenador Diego Ocampo hasta el 2027, el Tizona Burgos sigue confiando en la continuidad del proyecto y renueva al cuerpo técnico al completo.

De esta manera, los dos entrenadores asistentes, Denís Pombar y Julen Forniés, así como el preparador físico Jesús Ramírez, seguirán ligados al Tizona en el futuro.

Ramírez fue el primero de los 3 en llegar al club burgalés. En su caso debutó con el Tizona en la temporada 2020/21, en el primer regreso a la LEB Oro, y desde entonces ha sido una parte importante de la estructura del club.

Forniés llegó la pasada temporada, en la que se logró el ascenso de LEB Plata a LEB Oro y la Copa LEB Plata. Junto con Ocampo, el cuerpo técnico fue capaz de batir récords de la tercera categoría del baloncesto español, con 24 victorias en 26 partidos de liga regular. Además, en el playoff de líderes de grupo ante el CB Prat, el Tizona se impuso al conjunto catalán y logró el ascenso a la LEB Oro.

En el caso de Pombar, el entrenador gallego llegó al Tizona el pasado verano para la campaña en LEB Oro. En estos meses, el conjunto burgalés ha logrado un gran desempeño. Tras 25 jornadas disputadas los azulones han logrado 18 victorias y 7 derrotas, un balance que les coloca en un cuádruple empate por la segunda plaza y a tan solo una victoria del liderato. Por otro lado, durante el parón de la competición por las Ventanas FIBA, Diego Ocampo confió en los 3 técnicos para dirigir los entrenamientos mientras el entrenador se encontraba concentrado con su selección de República Checa.

Desde su llegada a Burgos, los 3 técnicos se han empapado de la filosofía del Tizona y han contribuido en su progresión, y por ello el club confía en ellos para seguir del lado del primer equipo en el futuro.

José Manuel Naveira, director deportivo del Tizona, valora la renovación del cuerpo técnico: “Paso importante para construir nuestro futuro con 3 profesionales de demostrada valía, tanto en el plano personal como profesional. Todos ellos tienen una gran implicación en el día a día del club, su filosofía, crecimiento… y esa ilusión de seguir creciendo y llevar el proyecto lo más arriba posible.”

Para Naveira, esto supone una gran satisfacción y el club se muestra “emocionado e ilusionado ante esta situación que da seguridad y continuidad en el proyecto para seguir escalando posiciones y realizando un gran trabajo.”