Destino Palencia y Tizona Universidad de Burgos afrontan una nueva jornada de la LEB Oro, con derbi autonómico.

Los burgaleses se estrenaron en la categoría con tres encuentros en apenas unos días, la vista está ahora puesta en el Destino Palencia, este viernes a las 20.00 horas en el Pabellón Municipal de los Deportes. El encuentro tendrá lugar a puerta cerrada, cumpliendo con las medidas sanitarias establecidas por los organismos regionales.

Los burgaleses han superado una semana de entrenamientos en la que continúan recuperando los automatismos que el equipo perdió en las semanas de parón y que deben ser clave a la hora de desplegar el juego táctico del entrenador, Jorge Elorduy, que comienza a ser cuestionado. El equipo no pudo estrenarse con victoria la pasada semana en El Plantío en sus encuentros ante el Leyma Coruña y el Club Ourense Baloncesto. De cara a esta sexta jornada de la competición, es seria duda el norteamericano Tyler Rawson, que sufrió el pasado lunes un golpe en el cuádriceps que le ha impedido entrenar con el grupo el resto de la semana.

El preparador del Tizona Universidad de Burgos incide en la importancia de que su equipo recupere los hábitos de juego, algo que, con el desarrollo de los entrenamientos semanales, poco a poco desea lograr: “Lo necesitábamos. Nos ha permitido acumular entrenamientos y buscar la mejora del equipo. Con tres encuentros en una semana, todas las sesiones eran pre partido”. Es por ello que, a día de hoy, no le preocupa en exceso el poder recuperar con rapidez los choques aplazados, cosa que hará la semana que viene en Lugo: “Va a ser la tónica de todo el año. Todo el mundo va a tener partidos pendientes. Creo que es más importante tener entrenamientos para avanzar que el hecho de jugar muchos partidos seguidos”.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Los pupilos de Arturo Álvarez completaron una buena preparación para el nuevo curso, logrando cuatro triunfos en sus cinco choques amistosos. Ya en competición oficial, debutaron con una holgada victoria ante el Melilla Sport Capital, pero no pudieron hacer lo propio ante el Club Ourense Baloncesto y el Real Valladolid. En su último encuentro volvieron a la senda de la victoria ante el Cáceres Patrimonio de la Humanidad. El pasado fin de semana no pudieron medirse al Liberbank Oviedo por la detección de un caso positivo por COVID-19 en el conjunto asturiano y llegan a esta jornada como terceros clasificados del grupo.

En el equipo palentino destacan dos figuras experimentadas que han liderado hasta ahora el juego ofensivo. El veterano Nico Richotti, con una amplia trayectoria en ACB a sus espaldas, ha promediado 14 puntos y 13 créditos de valoración en sus primeros compromisos ligueros. Junto a él estará el serbio Sasa Borovnjak, llegado de la liga portuguesa, que se alza hasta los 15 puntos de media por partido, habiendo demostrado su calidad en encuentros como el disputado hace unas semanas en Valladolid. Otro seguro de vida del equipo que ejercerá como local será el alero norteamericano Preston Purifoy.

A los mandos de la creación de juego del Destino Palencia se encuentra Dani Rodríguez, que cumplirá una campaña más en el equipo y que conoce como nadie la categoría. En la zona exterior los azulones deberán vigilar a Luciano Massarelli, que fue el mayor peligro ofensivo de su equipo en el duelo disputado entre ambos en la Copa Castilla y León. En la pintura, los de Jorge Elorduy tendrán que hacer frente a tres incorporaciones de nivel como son Eduard Gatell, Sean Smith o el trinitense Jabari Narcis, que llega a este encuentro tras mejorar sus sensaciones ante el Cáceres, partido en el que alcanzó los 20 puntos.

El técnico burgalés destaca los peligros del equipo rival en sus diferentes posiciones: “Borovnjak es muy peligroso en situaciones cercanas a canasta, Richotti y Massarelli son dos jugadores muy verticales con mucho uno por uno, Sean Smith tiene mucha calidad atlética y Purifoy aporta esa mano desde el perímetro. Narcis no jugó contra nosotros y sale un poco del esquema habitual. Actúa de cuatro en ataque, pero defiende como cinco”