Foto: Juan C Rodríguez. @JCRfotorugby

El VRAC ha empezado la temporada como la acabó, ganando un título. En esta ocasión, se ha hecho con su octava Supercopa al vencer por 33 a 18 al Alcobendas en un partido que ha dominado, prácticamente, en su totalidad.

El VRAC comenzaba la temporada buscando recobrar la senda de la victoria en esta Supercopa que ha dominado los últimos 6 años y que, en la pasada edición, se le escapó ante El Salvador.

Empezaba arriba en el electrónico el Alcobendas, gracias al golpe de castigo de Bradley Linklater (0-3). Situación que revertió rápidamente el equipo local gracias al ensayo que anotó John Wesell-Bell (5-3). No pudo en esa ocasión anotar la transformación Gareth Griffiths, que rápidamente recuperó la forma y anotó dos golpes poniendo las cosas en 11 a 3 puntos.

El Alcobendas no quería despegarse del marcador y pese a un juego modesto, supo jugar sus cartas y acercarse lo suficiente con un nuevo ensayo, en esta ocasión de Iñaki Villanueva (11-8). Y podría haberse puesto a un punto de haber logrado la transformación posterior.

El VRAC asestaba un nuevo golpe de castigo, de nuevo en las botas de Griffiths (14-8) y el Alcobendas, que disputaba su primera supercopa, se marchaba al descanso ajustando el electrónico con un golpe de castigo de Iñaki Mateu (14-11).

Griffiths convertía, ya en la segunda mitad, dos nuevos golpes de castigo y daba aire a los pucelanos (20-11).
Anotaba Guillo Mateu un nuevo ensayo que, junto a la transformación del gran Griffiths, alejaba aún más al campeón de la liga (25-11). En el minuto 66, Tani Bay sumaba un nuevo ensayo y dejaba la cosa en un 33-11 que empezaba a sonar ya a distancia suficiente para que el público pucelano empezase a soñar con el primer título de la temporada.

Pero el Alcobendas sabe de remontadas y aún había margen para la sorpresa. Ovejero anotaba un ensayo y Linklater transforma para poner el marcador en 33 a 18, con 10 minutos por delante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here