Cancar Vlatko

Se cumplió el guion previsto, el equipo burgalés pasó  por encima del equipo chino, que además no alineo a sus jugadores americanos.

La apabullante superioridad del cuadro burgalés no da para muchas conclusiones, sin embargo ha servido para que Epi ensaye sistemas y de tiempo a todos sus jugadores, por cierto todos han dejado buenas sensaciones.

Los Leopards chinos sólo aguantaron al cuadro local un cuarto, hasta lograron adelantarse por 4 puntos, Epi tuvo que pedir un tiempo muerto, fueron momentos de máxima igualdad en el marcador. A partir de entonces comenzó el recital de los azulones, para acabar 31-26 el primer cuarto. Desde entonces a los asiáticos se les iban “acabando las pilas” poco a poco, el segundo cuarto finalizó con 18 puntos de ventaja para los locales, 60 -42. En el comienzo del tercer acto los Leopard apretaron un poco, pero fue un espejismo, el fondo físico les abandono por completo y el San Pablo campó a sus anchas, para finalizar 80-55. La suerte estaba echada, y el público congregado en la cancha burgalesa, completada a menos de un cuarto de su capacidad, esperaba, y con razón un recital de los hombres de Epi, y llegó. El partido finalizó con un abultado 129 -73, 56 puntos de ventaja. Cancar fue el máximo anotador de los locales con 19 puntos, seguido de Jamaraz y Huskic, con 18, Yi Wen con 17 lidero a los chinos. Thompson destacó en el rebote.

La siguiente cita del San Pablo será la próxima semana en un triangular en Guadalajara, y el sábado 8, a las 19h. contra el Real Madrid en la capital burgalesa. Las entradas estarán disponibles desde el  lunes en la web del San Pablo y en el centro comercial el Mirador.