Foto: BCL

El Hereda San Pablo Burgos buscará sellar su clasificación para la siguiente fase de la Basketball Champions League (BCL) en el encuentro que le medirá a Filou Oostende este martes, desde las 18:30 horas, en el Coliseum. El conjunto que comanda Joan Peñarroya lograría el pase de ronda si consiguiera el triunfo en esta quinta jornada europea.

Los burgaleses contarán con la duda de Jasiel Rivero, que todavía se encuentra en el proceso de recuperación de la bursitis de su hombro izquierdo. Quien sí continuará estando disponible será Max Salash, que ya realizó una buena actuación en el partido de Liga Endesa del pasado fin de semana. “Está trabajando muy bien, tiene una muy buena mentalidad”, ha afirmado en la previa el entrenador Joan Peñarroya, que ha agregado: “Estamos muy contentos con el trabajo que está realizando y seguro que mañana va a ser de la partida”.

El conjunto burgalés sabe que disputará el duelo de este martes ante un rival complicado, que ya le venció en el enfrentamiento celebrado en Bélgica (99-98), el único triunfo logrado por los de Dario Gjergja en el curso continental. “Fue un partido de demasiada anotación”, ha recordado Peñarroya, que ha analizado a Filou Oostende como un equipo “que tiene mucha verticalidad en sus jugadores de la línea exterior, que son muy rápidos y que no descartan ninguna opción para salir a la contra”.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Precisamente el perímetro, donde los ostendeses atesoran un 37,2% de efectividad en el tiro, será uno de los principales focos que el Hereda San Pablo Burgos tratará de contener desde la defensa: “Ya nos lo demostraron en su casa. Tienen jugadores con capacidad de anotar, por lo que tendremos que estar atentos a esas marcas”. En el resto de claves sobre la cancha, los castellanos pugnarán por “estar sólidos en el uno por uno” y por “no dejar que jueguen tan cómodos como en el partido de Oostende”.

Bajo esa premisa, el cuadro de Peñarroya intentará que el visitante no se vaya a un marcador de tanteo elevado como el que se produjo en Bélgica. “Somos un equipo que se desenvuelve bastante bien en puntuaciones altas, pero sería complicado ganar el partido si ellos vuelven a anotar tantos puntos”, ha advertido el entrenador.