Foto: championsleague.basketball

El San Pablo Burgos, se ha enfrentado a un histórico del baloncesto el Hapoel Bank Yahav Jerusalem. Los israelíes llegaban como líderes del grupo, pese a haber caído en su último encuentro de la Basketball Champions League (BCL). Los de Joan Peñarroya afrontaban el partido tras tres derrotas consecutivas en la competición continental. En un serio y trabajado partido los azulones lograron su tercer triunfo en la competición. El primer y tercer cuarto fueron fundamentales para lograr la victoria. El equipo se sobrepuso a la lesión de Huskic.

El partido

Muy disputado el primer acto, ningún equipo consiguió más que mínimas ventajas, a 5:52 del final el resultado era de 9-9. A 2:11 una nueva igualada, esta vez a 17. Los burgaleses consiguieron distanciarse al descanso, Rivero se colgaba del aro para poner el 26-22.

A 7:15, del final del segundo cuarto, los azulones ponían la máxima ventaja a su favor, siete arriba, 35-28. A 6:12,se pita la tercera falta a Fitipaldo, ante la tremenda pitada al árbitro por parte del Coliseum, con el 35-31. Volvió a comprimirse el marcador, 40-38, a 3:06. Se llegaba al descanso 47-42.

Segunda parte

Salieron muy serios los burgaleses, a 6:31, seguían mandando los locales 54-48. A 3:48 Basass ponía la máxima ventaja 61-51. Un triple de Fitipaldo dejaba el electrónico en 68-56, al final del tercer cuarto. Gran trabajo de un San Pablo lanzado, que a 7:44 con un triple de Benite ponía el 75-62. Por supuesto que los israelíes no iban a ceder sin mostrar oposición, a 3:25, la ventaja se reducía a nueve, 85-76. Sin embargo los burgaleses han ganado en experiencia, y han sabido, en esta ocasión, jugar los últimos minutos y administrar su ventaja, ante un rival de primer nivel. El partido finalizó con un claro, 91-84, ante el delirio de la afición local.

Próximos partidos

Será el martes 3 de diciembre ante el Rasta Vechta. En ACB este domingo frente a Estudiantes en Madrid.