Foto: SPB-Cintia Cortés

Llegábamos a la última noche del año con un buen número de combinaciones posibles, pero las cuentas relativamente claras y, por ello, aquellos equipos que dependían de sí mismos no fallaron en su propósito. De este modo, el Coruña del burgalés Epi, se iba a coronar como campeón de Liga en Melilla, frustrando las opciones del San Pablo de Burgos, que necesitaba la derrota de los gallegos para lograr el ascenso directo.

Tras una Liga Regular de lo más igualada, la última jornada no defraudó manteniendo la emoción intacta hasta el último suspiro. Existían varias combinaciones que podían llevar al Coruña a la Liga ACB, pero los hombres de Diego Epifanio optaron por la más sencilla de todas, la de la victoria. Un triunfo que no fue ni mucho menos sencillo ya que al otro lado se iban a encontrar a un rival obligado a ganar para no caer a la Liga LEB Plata. Pero la doble remontada de los melillenses a través de los triples de Guillem Arcos no fueron suficientes ante un líder que sacó toda su contundencia interior para cerrar la victoria que iba a valer el ascenso (74-80).

De este modo, el San Pablo Burgos iba a ver cómo sus opciones se evaporaban en una noche en la que iban a cumplir con su parte ganando en la pista del Alicante (73-83) pero sin poder completar la ecuación. Porque la que la derrota de los gallegos, unida al contundente triunfo del ICG Força Lleida en el Barris Nord (105-70), impidieron el retorno de los burgaleses. Así, el equipo pasaba página hacia una fase de ascenso en los que el Estudiantes tendrá factor cancha a su favor como segundo tras si victoria en la Final de Copa y después de haber ganado en el último duelo al Oviedo (61-75). Una fase a los que el Tizona llegará en plena forma, tras ganar al Clavijo (110-76). El que atraviesa un mal momento es el Real Valladolid, que perdió claramente en Fuenlabrada (85-58).

Las eliminatorias, por la última plaza de ascenso se disputarán entre el 16 y el 31 de mayo y la Final a 4 quedará para el fin de semana del 8 y 9 de junio.

Los primeros cruces serán: San Pablo Burgos – Real Valladolid Baloncesto y Tizona Burgos – Gipuzkoa Basket